HURGHADA, Egipto (AP) — El universitario egipcio de posgrado que mató a puñaladas a dos mujeres alemanas en un popular hotel del Mar Rojo primero se sentó y les habló en alemán fluido y luego sacó un cuchillo de cocina y las atacó, dijeron el sábado funcionarios de seguridad.

Dándolas por muertas, Abdel-Rahman Shaaban huyó del lugar mientras lo perseguían trabajadores del hotel y guardias de seguridad. El joven de 29 años se metió al hotel de al lado, donde atacó e hirió a cuatro mujeres turistas. Según reportes de medios noticiosos locales, dos de ellas eran de Armenia, una de Ucrania y otra de la República Checa.

"Atrás, no estoy persiguiendo a egipcios", gritó Shaaban en árabe a quienes le perseguían, de acuerdo con las autoridades. A la larga lo atraparon, lo desarmaron y lo sometieron en el piso para después entregarlo a la policía. Shaaban acuchilló a las mujeres en la cara, el cuello y los pies, dijeron los funcionarios.

Ningún grupo reivindicó el ataque del viernes, pero al parecer fue inspirado en las recientes exhortaciones efectuadas por las filiales locales del grupo extremista Estado Islámico, que pidió a sus seguidores que ataquen a la minoría cristiana y a turistas en Egipto.

Los funcionarios dijeron que Abdel-Rahman es de la provincia de Kafr el-Sheikh, en el delta del Nilo, donde estudió negocios en la rama local de la Universidad Al-Azhar, la institución más importante del mundo para la enseñanza del islam suní, y blanco en los últimos meses de crecientes críticas por sus presuntas enseñanzas radicales y rigidez en sus doctrinas.

Los investigadores siguen tratando de determinar cómo llegó Shaaban a Hurghada, una de las principales zonas turísticas del Mar Rojo en Egipto, popular por su clima soleado todo el año y sus atracciones de buceo.

Los funcionarios hablaron bajo condición de guardar el anonimato porque carecen de autorización para declarar a la prensa.

La fiscalía de seguridad nacional, que estaba interrogando a Shaaban en El Cairo, indicó en un comunicado que todavía no tiene claro cuáles fueron los motivos y la ideología del atacante.

Por su parte, la policía entrevistó a 15 empleados del hotel para reunir más detalles sobre lo ocurrido.

Alemania dio el sábado la primera confirmación oficial de que las dos turistas asesinadas por Shaaban eran alemanas, pero no proporcionó más información. Sin embargo, medios locales alemanes indicaron que ambas residían en Hurghada y no eran turistas.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores alemán señaló: “De acuerdo con todo lo que sabemos, este acto estaba dirigido a turistas extranjeros, un acto especialmente pérfido y criminal que nos deja tristes, consternados y enojados”.

El ataque contra las turistas ocurrió pocas horas después de que cinco policías murieran en un enfrentamiento cerca de unas de las pirámides más famosas de Egipto en la región metropolitana de El Cairo.

Ningún grupo se adjudicó ese ataque, pero tiene el sello de los perpetrados por un grupo armado conocido como Hasm que ha estado detrás de otras acciones similares en los últimos meses.

Las autoridades afirman que Hasm es una facción que se escindió de la Hermandad Musulmana, un grupo islamista que fue proscrito y declarado organización terrorista varios meses después de que los militares derrocaran en julio de 2013 a Mohammed Morsi, un dirigente de alto rango de esa agrupación que fue elegido presidente de Egipto en 2012.

Por otra parte, las autoridades dijeron el sábado que cuatro supuestos rebeldes fueron muertos en un intercambio de balazos con la policía en el desierto cerca de la ciudad de Ismailia, a orillas del canal de Suez, al este de El Cairo. El enfrentamiento no estuvo relacionado con los ataques del viernes en Hurghada y El Cairo.

En otro suceso el sábado, en la ciudad de Alejandría, en el Mediterráneo, un guardia cristiano en servicio afuera de una iglesia fue herido en el cuello cuando un hombre al que le impidió la entrada lo atacó con una navaja de rasurar, dijo el Ministerio del Interior en un comunicado.

El ministerio identificó al agresor como Abdullah Hassan, de 24 años, graduado en derecho musulmán.

Según el comunicado, el agresor fue arrestado y es interrogado para establecer sus motivos.

___

Hendawi reportó desde El Cairo. El periodista de The Associated Press Geir Moulson contribuyó a este despacho desde Berlín.