LOS ÁNGELES (AP) — Un hombre originario de Guatemala fue condenado el lunes por el asesinato de cuatro miembros de su familia en Los Ángeles y de intentar hacer pasar la masacre como un caso de homicidio y suicidio.

Saulo Alvarado fue condenado por asesinar a su padre, su madrastra y sus dos medios hermanos en su apartamento de Hyde Park en 1999. Los hermanos tenían 16 y 4 años de edad.

Alvarado también fue condenado de agresión sexual a un familiar menor de edad.

De acuerdo a la fiscalía Alvarado, que en ese momento tenía 16 años de edad, les disparó a sus familiares en la cabeza y posteriormente puso el arma en la mano de su hermano, para hacerlo pasar como responsable de homicidio y suicidio.

Los fiscales señalan que Alvarado cometió los crímenes porque no se sentía amado por su familia.

Fue deportado a Guatemala después de ser condenado por violación en 2003, pero fue extraditado nuevamente hacia Estados Unidos en 2015.

Enfrenta la posibilidad de pasar el resto de su vida en prisión sin libertad condicional.