PHNOM PENH (AP) — Un analista político camboyano que enfrenta hasta dos años de prisión y medio millón de dólares de multa por difamar al primer ministro Hun Sen adoptó una posición desafiante en el tribunal, donde exigió que el jefe de gobierno lo confronte en persona.

Kim Sok fue arrestado en febrero después de conceder una entrevista a Radio Free Asia, emisora financiada por Estados Unidos, que en opinión de Hun Sen insinuaba que su gobierno era el autor intelectual del asesinato el año pasado de otro analista crítico del gobierno, Kem Ley. Una persona arrestada por ese asesinato fue condenada a prisión perpetua.

La Corte Municipal de Phnom Penh, en su primera audiencia del caso de Kim Sok el miércoles, rechazó su pedido de que haga comparecer a Hun Sen.

La corte dijo que anunciará el veredicto el 10 de agosto.

Los defensores de los derechos civiles acusan al gobierno de Hun Sen de utilizar las cortes para acosar a sus críticos.

Kim Sok dijo que Hun Sen debía comparecer para explicar por qué inició la demanda, que incluye una compensación de 502.500 dólares.

Rechazado su pedido, Kim Sok se negó a responder a las preguntas del juez.

“Este juicio es una farsa judicial, un juicio para la sola satisfacción de Hun Sen”, dijo Kim Sok mientras aguardaba que le colocaran las esposas.