AP NEWS
Related topics

¿Batirán los Yanquis otra vez el récord de jonrones?

March 28, 2019
Aaron Judge de los Yanquis de Nueva York batea un triple ante los Bravos de Atlanta en un juego de exhibición, el 18 de marzo de 2019 en Kissimmee, Florida. (AP Foto/John Raoux)

NUEVA YORK (AP) — Aaron Judge no titubeó cuando le preguntaron si los Yanquis tienen el arsenal para eclipsar el récord de 267 jonrones en una temporada que establecieron en 2018.

“Si nadie se lesiona, vamos a triturar el récord que fijamos el año pasado”, vaticinó el toletero de Nueva York.

Con sus jóvenes bombarderos Gleyber Torres y Miguel Andújar, los Yanquis fueron el primer equipo con una docena de jugadores que alcanzó doble dígitos en jonrones, y el primero con 20 o más en los nueve turnos del orden ofensivo.

Lo llamativo es que Nueva York rompió la marca previa de 264, lograda por los Marineros de Seattle en 1997, pese a que tres de sus cañoneros se perdieron una considerable cantidad de juegos por lesiones. Judge disputó 112 juegos, Gary Sánchez alcanzó 89 y Greg Bird llegó a 82.

En lo que respecta a Judge, todo hace indicar que estará en todo su apogeo. Hace un año, estuvo entre algodones tras una cirugía en el hombro izquierdo y luego sufrió la fractura de la muñeca derecha a fines de julio.

“El año pasado (en pretemporada) no tuve la oportunidad de trabajar en swing en lo absoluto”, dijo Judge. “Lo único quiero es tener una temporada completamente sano y luego se verán los números”.

Judge sacudió 27 jonrones la pasada campaña, mientras que Giancarlo Stanton fue el líder del equipo al despachar 38 en su primer año tras llegar procedente de Miami mediante un canje. Esos números no se acercan a lo que hicieron en 2017, cuando Stanton encabezó las mayores con 59 cuadrangulares y Judge lideró la Americana con 52.

Nueva York tuvo una marca de 100-62 la pasada temporada, la mejor desde 2009. Pero acabó inmerso en la amargura.

Quedó rezagado a ocho juegos de los Medias Rojas de Boston, campeones del Este de la Liga Americana, quienes procedieron a eliminarles en la serie divisional y conquistaron su cuarto título de Serie Mundial en 15 campañas.

Los Yanquis quieren tumbar el reinado de los Medias Rojas en la división, uno que lleva tres años. Volver a una Serie Mundial también sería estupendo, considerando que no lo hacen desde su consagración en 2009. Una década sin Clásicos de Octubre en el Bronx es una eternidad inaceptable.

Aunque Judge puede presumir de estar en perfectas condiciones, los Yanquis inician la campaña con una voluminosa lista de bajas debido a lesiones que les han golpeado en todos los sectores.

Luis Severino, CC Sabathia y Jordan Montgomery son los abridores que están fuera de acción. El dominicano Severino (hombro derecho) se perderá el primer mes. Sabathia, el veterano zurdo que se retirará al final del año, tendrá que cumplir primero una suspensión de cinco juegos por un pelotazo intencional que propinó al final de la pasada campaña. Montgomery no volverá sino hasta el año que viene tras una cirugía Tommy John.

El relevista Dellin Betances, el campocorto Didi Gregorius y el jardinero central Aaron Hicks también empiezan con problemas físicos.

“Hemos sufrido bajas. No es lo que planificas, pero al mismo tiempo es parte del curso de una temporada en la que vas a pasar por este tipo de cosas”, razonó el gerente general Brian Cashman.

Otros detalles sobre los Yanquis:

NUEVOS ROSTROS: Nueva York esquivó el pago del impuesto de lujo el año pasado, algo inédito desde que el tributo que se impone a los equipos derrochadores empezó a cobrarse en 2003. Volvieron a abrir la chequera este año, aunque pasando por alto a Bryce Harper y Manny Machado — los dos agentes libres que acabaron firmando contratos por encima de los 300 millones de dólares.

Pero cubrieron sus necesidades con las adquisiciones del relevista Adam Ottavino y el infielder DJ LeMahieu, obtener al abridor James Paxton en un canje con Seattle y retener a Sabathia, el abridor J.A. Happ, el relevista Zack Britton y el jardinero Brett Gardner. Troy Tulowitzki firmó por el monto mínimo de salario para cubrir el campocorto mientras Gregorius se recupera de una cirugía Tommy John.

Nueva York estuvo detrás de Patrick Corbin, pero Paxton acabó siendo la principal adquisición para una rotación que incluye a los veteranos Sabathia (38 años) y Happ (36). Ottavino se une a un súper bullpen, liderado por Aroldis Chapman y Britton.

Sabathia y Gardner son los últimos eslabones del equipo que ganó la Serie Mundial de 2009.

“Las expectativas son inmensas y las aceptamos”, dijo el manager Aaron Boone, rumbo a su segundo año al mando.

PROSPECTOS: El zurdo Stephen Tarpley apuntaba para entrar en el roster del primer día, al abrirse un puesto por la lesión de Betances (inflamación en la espalda). El jardinero Estevan Florial bateaba para .335 en la pretemporada hasta que se fracturó la muñeca derecha.

REPUNTE: Sánchez bateó para un magro .186 con 18 jonrones y 53 impulsadas. El receptor dominicano acumuló también 18 pásbols, la máxima cantidad en las mayores, y totaliza 34 en dos años. Otro que decepcionó fue Bird, El primera base se operó el tobillo derecho en marzo y no volvió hasta mayo, bateando para .199 con 11 jonrones, y perdiendo la titularidad ante Luke Voit.