AP NEWS
Related topics

Dos estados seguirán ejecutando con pentobarbital

August 4, 2014

ST. LOUIS, Missouri, EE.UU. (AP) — A pesar de una escasez de fármacos utilizados en inyecciones letales, dos de los estados más activos del país en la aplicación de la pena de muerte han seguido realizando ejecuciones calladamente recurriendo al uso de pentobarbital, un sedante potente que generalmente en general mata a los reos rápidamente y sin complicaciones.

Missouri y Texas han evitado las ejecuciones innecesariamente prolongadas ocurridas en otros estados, donde las autoridades han tenido problemas para encontrar una combinación confiable de fármacos.

“Hay un fármaco mejor, el pentobarbital”, dijo Kent Scheidegger, director jurídico de la Fundación Jurídica de Justicia Penal, grupo a favor de la pena de muerte.

La inyección letal está bajo los reflectores después ejecuciones chapuceras en Ohio, Oklahoma y Arizona, estados que utilizan el sedante midazolam, un fármaco que se usa más comúnmente para relajar a los pacientes antes de una operación. En las ejecuciones, es parte de una inyección letal de dos o tres fármacos.

En lugar de ello, Texas y Missouri administran una sola dosis grande de pentobarbital, que se usa con frecuencia para tratar convulsiones y espasmos, así como para sacrificar animales evitándoles un sufrimiento prolongado.

Desde 2011 se han realizado más de cinco decenas de ejecuciones sólo con pentobarbital, según registros del Centro de Información sobre la Pena de Muerte en Washington, un grupo que se opone a la pena capital. En la mayoría de los casos, los reos no muestran señales evidentes de sufrimiento, aunque no todos.

En 2012 Dakota del Sur usó pentobarbital para ejecutar a Eric Robert, condenado por matar a un guardia de prisión. Mientras le administraban la sustancia, pareció que jadeaba fuertemente, luego resolló durante 30 segundos. Permaneció con los ojos abiertos y perdió el color de la piel, que luego se volvió cianótica.

El pentobarbital fue además el primero de tres fármacos usados para ejecutar a Michael Wilson en enero en Oklahoma. Sus últimas palabras fueron: “Siento que se me quema todo el cuerpo”.

Missouri cambió a pentobarbital el año pasado y desde entonces ha realizado ocho ejecuciones durante las cuales los reos no mostraron señales obvias de agonía.

Scott Holste, portavoz del gobernador de Missouri, Jay Nixon, dijo que el fármaco ha demostrado ser confiable para realizar ejecuciones “de una manera eficiente, efectiva y humana”.

El Departamento de Justicia Penal de Texas está igualmente confiado en su uso de pentobarbital, que comenzó a usar en el 2012. Desde entonces, el fármaco se ha usado en 33 ejecuciones sin complicaciones, dijo Jason Clark, portavoz de la agencia.

A inicios de este año, Georgia también utilizó pentobarbital para matar a un reo condenado.

AP RADIO
Update hourly