BEIJING (AP) — Un cohete desarrollado por la empresa china iSpace con tres satélites en miniatura a bordo despegó el miércoles en un nuevo hito para la incipiente industria aeroespacial privada del gigante asiático.

El SQX-1Z partió del centro de lanzamiento de Jiuquan, en el noroeste de China, según reportes. Dos de los satélites se lanzarán en el espacio para ser probados mientras que el tercero volverá a entrar en la atmósfera y caerá en paracaídas a la Tierra.

Tradicionalmente, el programa espacial chino ha estado gestionado por el ejército, pero en los últimos años han aparecido varias iniciativas privadas siguiendo el modelo de las estadounidenses SpaceX y Blue Origin.

En mayo, la empresa OneSpace Technologies, con sede en Beijing, se convirtió en la primera firma aeroespacial privada china en enviar un cohete al espacio.