PARÍS (AP) — El presidente de Francia Emmanuel Macron desafió el domingo la dura postura del mandatario estadounidense Donald Trump sobre Irán, prometió revocar el premio de la Legión de Honor a Harvey Weinstein e insistió el domingo que “Francia está de regreso” en el escenario mundial.

Sin embargo, los problemas de Macron yacen en casa. En su primera entrevista televisiva desde su elección, el mandatario de 39 años batalló para recuperar el apoyo público para su “transformación económica” en una estancada Francia y cambiar su imagen de presidente de los ricos.

Aunque llegó a la presidencia poco preparado para dirigir un país con armas nucleares, Macron uso su talla internacional durante su entrevista en la cadena TF1.

Macron insinuó que él podría ayudar a persuadir a Trump para que no “rompa” el acuerdo internacional que frena las actividades nucleares iraníes a cambio de reanudar el comercio. Trump no llegó a retirarse del acuerdo en un discurso el viernes, pero acusó a Irán de violarlo y declaró abierta la posibilidad de una retirada de Estados Unidos.

“Quiere que las cosas sean más duras con Irán... Yo le expliqué que para mí es un mal método”, señaló Macron. “Observa la situación con Corea del Norte. Eliminamos todas las negociaciones con Corea del Norte. ¿Cuál fue el resultado? Unos años más tarde tenemos un país que está a punto de tener un arma nuclear”, indicó.

Para llevar a casa su apoyo sobre el acuerdo con Irán, el mandatario se comprometió a visitar Irán pronto.

Cuando fue cuestionado si le preocupaba que lo que los críticos consideran como el liderazgo errático y problemático de Trump, Macron respondió que no.

“Estados Unidos es nuestro aliado”, dijo Macron y destacó la importancia de la cooperación militar en contra de los extremistas del Estado Islámico en Siria y otras partes.

Defendió la idea de multilateralismo, en lugar de cada país para sí mismo, pero también insistió en que Francia no cederá en silencio ante los intereses de Estados Unidos u otros.

Macron señaló los logros alcanzados en Francia desde que asumió el puesto. Primero destacó la elección de París para albergar los Juegos Olímpicos de 2024 y posteriormente habló sobre la victoria del candidato francés para dirigir la agencia cultural de la ONU, la UNESCO.

“Estamos ahí. Francia está de regreso”, dijo el presidente.

Por otra parte, Macron no mostró ningún signo de simpatía por el productor de Hollywood Harvey Weinstein, quien enfrenta una avalancha de acusaciones por acoso y abuso sexual.

___

El camarógrafo de The Associated Press Nicolas Garriga contribuyó para este despacho.