CRUCE FRONTERIZO DE TREBIL, Irak (AP) — Después de dos años cerrado, Jordania e Irak reabrieron el miércoles el único cruce fronterizo que tienen, dando un paso hacia la estabilización de un área devastada por extremistas del Estado Islámico y permitiendo la reanudación de comercio vital.

Funcionarios de ambos países festejaron la reapertura como otra victoria sobre el grupo extremista, que ha retrocedido tras ofensivas militares respaldadas por Estados Unidos realizadas en el norte y oeste de Irak en el último año.

Terminar el cierre "significa que hemos dicho al mundo que somos más grandes... que cualquier grupo terrorista", dijo el ministro del Interior de Irak, Qassim al-Araji.

La reanudación del tráfico fronterizo podría ayudar a que la provincia de Anbar, Irak, vuelva a la normalidad, luego de años de fuertes peleas para sacar al Estado Islámico de sus pueblos y ciudades. También podría dar un empujón a la floja economía jordana. Irak es un mercado clave para Jordania, y las exportaciones cayeron en más de dos tercios después del cierre del 2015.

Funcionarios de Jordania e Irak no establecieron una fecha fija para la reanudación de tráfico de camiones y pasajeros por el cruce fronterizo, conocido como en Jordania como Karameh y en Irak como Trebil. Está sobre una ruta comercial de 900 kilómetros (560 millas) entre la capital jordana Amán y la capital iraquí Bagdad.

Funcionarios iraquíes dijeron el miércoles que la carretera que vincula la frontera con Bagdad es segura; soldados iraquíes resguardan esta ruta desde el año pasado. Aun así, milicianos del grupo conocido también como ISIS por sus siglas en inglés han lanzado varios ataques letales contra soldados asignados allí o que viajaban en la carretera a pueblos aledaños.

En el futuro, una empresa privada internacional de seguridad, Olive Group, va a rehabilitar la autopista y el cruce fronterizo, dijo el gobernador de la provincia de Anbar, Mohammed al-Halboosi.

Dijo que el gobierno iraquí y el contratista siguen en negociaciones, y que uno de los temas pendientes es si el contratista también ofrecerá seguridad en la autopista o no.

"Creo que a partir de ahora podemos seguir adelante", con el tráfico de camiones, dijo a The Associated Press. "Pero tenemos que hacer un plan para proteger la carretera de cualquier movimiento de Daesh", dijo, usando el acrónimo árabe del Estado Islámico.

__

El reportero de The Associated Press Sinan Salaheddin contribuyó a este despacho desde Bagdad.