ANCHORAGE, Alaska (AP) — Un ciudadano francés hizo el martes un audaz salto de fe con su gato protegido entre las ropas y brincó hasta un barco de rescate desde su velero, golpeado por la mala mar en el sur de Alaska.

La Guardia Costera grabó las impactantes imágenes desde un avión Hercules C-130 que supervisaba el rescate. La identidad del hombre no se hizo pública, pero la suboficial Lauren Steenson en Kodiak señaló que el velero se llamaba La Chimere.

El hombre activó una baliza de localización el martes cuando estaba unas 400 millas al sur de la bahía Cold, en Alaska. El C-130 fue despachado para evaluar la situación.

La tripulación de la aeronave contactó por radio con el navegante, que dijo que su barco de 30 pies (9 metros) había perdido el timón y navegaba a la deriva entre la mala mar con vientos de 46 millas por hora (74 kilómetros por hora).

"Con las olas de 20 pies (6 metros), su barco se veía bastante zarandeado", comentó la suboficial.

La Guardia Costera contactó con el Polar Pioneer, un barco de perforaciones petrolíferas empleado este verano por la compañía Royal Dutch Shell en el noroeste de Alaska. El barco y sus embarcaciones auxiliares estaban cerca en su ruta hacia Port Angeles, Washington.

El Polar Pioneer envió un barco de apoyo, el Tor Viking, para rescatar al marino.

En las imágenes grabadas por los guardacostas se ve al francés sujeto a las jarcias cerca de la proa de su barco, capeando ola tras ola hasta que hace un espectacular salto por encima de la barandilla del Tor Viking.

En el video, el hombre desaparece tras la barandilla. Unos segundos después se ve un tripulante del Tor Viking caminar hacia el marino, que se levanta.

Steenson dijo que el piloto del C-130 le había dicho que el marinero puso a su gato dentro del suéter o el abrigo antes de hacer el salto.