BEIRUT (AP) — Ocho personas murieron en ataques aéreos contra un suburbio de Damasco, según dijeron el martes activistas sirios de oposición y un grupo de paramédicos. Entre las víctimas había varios niños.

Las bajas del lunes eran las primeras desde que Rusia dijo hace tres días que se había alcanzado un acuerdo con la oposición siria sobre los límites de la zona de desescalada en los suburbios orientales de la capital.

En el ataque sobre Arbeen murieron ocho personas y varias resultaron heridas, según el Grupo de Defensa Civil Siria, más conocido como los Cascos Blancos, y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

Entre los muertos había mujeres y niños, señalaron.

El coronel general Sergei Rudskoi, jefe del jefe del estado mayor ruso, había dicho antes que Moscú había desplegado policía militar para monitorear el alto el fuego en una zona segura de los suburbios orientales de Damasco.