CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Tras eliminar a Cruz Azul en los cuartos de final apoyado en el reglamento y con un rendimiento vacilante, América intentará despertar de su letargo ofensivo cuando enfrente a Tigres el miércoles en una de las dos semifinales del torneo Apertura del fútbol mexicano.

Las Águilas igualaron sin goles los dos partidos ante la Máquina y se clasificaron a la ronda de los cuatro mejores en virtud a su mejor posición en la tabla de la temporada regular, donde fueron terceros. Ese argumento no le serviría ante Tigres, que fue el segundo mejor equipo de la campaña.

"El equipo ya empezó a jugar mejor, pero no la metemos, la verdad atravesamos por sequía de goles", admitió el entrenador del América, Miguel Herrera. "Las mejores jugadas de gol las tuvimos nosotros y desafortunadamente no las metemos, pero el equipo no juega tan mal".

América cerró la temporada regular con apenas tres goles en sus últimos cinco partidos, después de anotar 20 en sus 12 primeros.

"El equipo es sólido atrás (defensa), vamos a darle la posibilidad a los delanteros que sigan intentando porque pronto se van a destapar", agregó Herrera. "Hay que intentar retomar esa confianza y que sigan intentando porque regresará el olfato goleador".

Tigres, al igual que América, aprovechó su mejor posición en la tabla para avanzar a su tercera semifinal consecutiva al dejar fuera a León en una serie que concluyó empatada 2-2.

"Tenemos que ajustar ciertas cosas y mejorar en otras, en la semifinal haremos lo mejor de nuestra parte para ver hasta dónde nos alcanza", dijo el entrenador de Tigres, Ricardo Ferretti. "Tenemos la ilusión (del campeonato) pero hay que ser humildes y estar conscientes de que vamos a enfrentar a un equipo que tiene todo nuestro respeto".

La última vez que América y Tigres se enfrentaron en liguilla fue en la final del Apertura del año pasado, cuando Tigres prevaleció en penales. Antes, las Águilas habían vencido a los universitarios en la final del Apertura 2014 y en la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF del año pasado.

También chocaron en semifinales del Apertura 2013, cuando América se impuso gracias al gol de visitante en una serie que terminó empatada 3-3.

"Si lo comparamos con (la rivalidad) Chivas-América aún estamos muy lejos, uno tiene cien años, el otro más, pero somos equipos que en los últimos años hemos estado ahí y sí se ha generado una buena rivalidad", afirmó Ferretti.

En la otra llave, el líder Monterrey enfrentará al Morelia a partir del jueves buscando clasificarse a su primera final desde el torneo Clausura 2016, cuando perdió ante Pachuca.

Los Rayados, que arrollaron al Atlas 6-2 en su serie de cuartos de final, se medirán ante unos Monarcas que fueron el equipo que más puntos hizo en la segunda mitad del torneo al ganar cinco de sus últimos siete partidos.

“Todo lo que hicimos antes no cuenta para nada, ni los puntos que hicimos antes, ni los goles de hoy", dijo el entrenador de Monterrey, Antonio Mohamed, tras dejar fuera al Atlas. “El equipo está con la moral por las nubes, esa es la realidad, pero la próxima serie empieza de cero. Tenemos que librar el próximo escollo, que va a ser igual o más difícil que este".