WASHINGTON (AP) — Una alta funcionaria de la Reserva Federal dijo el jueves que está a favor de dos aumentos más a la tasa de interés este año a pesar de las quejas del presidente Donald Trump de que los continuos aumentos desacelerarían la economía de Estados Unidos.

Esther George, presidenta del banco regional de Kansas City de la Fed, dijo que considera que dos aumentos más este año “podrían ser apropiados” y que los comentarios de Trump no afectarán su postura política.

“Las expresiones de angustia por las mayores tasas de interés no son exclusivas de este gobierno”, dijo George en entrevista con CNBC. “El Congreso anticipó este tipo de tensión cuando diseñaron el banco central y pusieron barreras para que el banco central pueda ser independiente y pudiera llevar a cabo su toma de decisiones”.

George hizo sus declaraciones mientras los presidentes de los bancos centrales de la Fed llevan a cabo su reunión anual de verano en Jackson Hole, Wyoming, que es patrocinada por el Banco de la Reserva Federal de Kansas City.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dará el discurso principal de la conferencia la mañana del viernes, y los inversionistas se centrarán en posibles señales sobre el futuro del aumento de las tasas tras los comentarios de Trump y los desarrollos económicos.

Las minutas de una reunión de la Fed de hace algunas semanas revelaron una creciente preocupación por las amenazas creadas por la guerra comercial que Trump inició al imponer aranceles a China y otros países.

“Los agricultores que cultivan soya se preocupan por las implicaciones”, dijo George a la CNBC. “Los negocios que forman parte de la cadena de suministro que creen que pueda interrumpirse tienen interrogantes sobre la incertidumbre en cuanto a su propia inversión”.

La tasa de referencia de la Fed está en un rango de entre 1,75% y 2% y funcionarios han congelado la tasa neutral en 2,9%. Eso indicaría que tres o cuatro aumentos más de un cuarto de punto subirían la tasa al nivel que la Fed percibe como neutro.