AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Kirguistán: Intentan arrestar al expresidente; hay un muerto

August 8, 2019
Efectivos de las fuerzas especiales de Kirguistán vigilan el exterior de la residencia del expresidente Almazbek Atambayev, al que se intenta capturar, en la localidad de Koi-Tash, a unos 20 kilómetros (12 millas) al sur de la capital, Bishkek, el miércoles 7 de agosto de 2019. (AKIpress vía AP)
Efectivos de las fuerzas especiales de Kirguistán vigilan el exterior de la residencia del expresidente Almazbek Atambayev, al que se intenta capturar, en la localidad de Koi-Tash, a unos 20 kilómetros (12 millas) al sur de la capital, Bishkek, el miércoles 7 de agosto de 2019. (AKIpress vía AP)

MOSCÚ (AP) — Las fuerzas armadas de Kirguistán se retiraban el jueves de un poblado después de un frustrado intento por arrestar al expresidente Almazbek Atambayev en su residencia, un operativo en el que murió un soldado y otras 45 personas resultaron heridas.

El operativo en la residencia de Atambayev, al sur de la capital Biskek, comenzó el miércoles en la noche y continuó hasta poco antes de la madrugada. Una multitud de simpatizantes del exmandatario opusieron resistencia a las tropas; algunos se atrincheraron dentro de la vivienda y tomaron a seis soldados como rehenes.

Kursan Asanov, viceministro del Interior, dijo que se tomó la decisión de retirarse después de negociar con los partidarios de Atambayev, que accedieron a liberar a los seis rehenes por la mañana una vez que se alejaran las tropas, según reportó la agencia noticiosa Interfax.

La agencia de noticias kirguís jg.24 también reportó que las fuerzas se retiraban de la localidad de Koi-Tash, pero no proporcionó más detalles.

El Ministerio de Salud dijo que 45 personas fueron trasladadas a hospitales, entre ellas un elemento de las fuerzas especiales que fue baleado desde el interior de la residencia y posteriormente falleció.

La operación suscita preocupaciones sobre la estabilidad política de Kirguistán, que comparte fronteras con China y cuenta con una base aérea militar rusa.

Según medios locales, algunas personas, entre ellas un periodista, resultaron heridas por los disparos de las fuerzas especiales. El comité de seguridad estatal dijo que sólo se utilizaron balas de plástico.

En junio, el Parlamento kirguís le rescindió a Atambayeb la inmunidad de que gozaba como expresidente, lo que abrió la posibilidad de que fuera enjuiciado.

Desde entonces, sus partidarios vigilan el exterior de su residencia en Koi-Tash, a unos 20 kilómetros (12 millas) de Biskek, ante la expectativa de que sea detenido.

El exmandatario está acusado de numerosos delitos, entre ellos corrupción y expropiación de propiedad.

Atambayev, que gobernó de 2011 a 2017, ha dicho que los cargos fueron inventados por el presidente Sooronbai Jeenbekov, quien alguna vez fue su protegido.

Atambayev se reunió en julio con el presidente ruso Vladimir Putin, lo que deja entrever que cuenta con el apoyo del Kremlin. Sin embargo, Putin declaró posteriormente que Rusia estaba comprometida a trabajar con Jeenbekov.

Kirguistán, alguna vez elogiada como una “isla de democracia” en el centro de Asia en la era pos-soviética, ha sido escenario de varios alzamientos políticos. Sus primeros dos presidentes después de la independencia fueron destituidos durante disturbios.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.