AP NEWS
Related topics

América: Argentina ataca pero no la mete

June 28, 2015
Los Angel Di María, Lionel Messi y Sergio Agüero trotan durante un entrenamiento en Viña del Mar, Chile, el sábado 27 de junio de 2015. Argentina enfrentará a Paraguay en las semifinales de la Copa América. (AP Foto/Andre Penner)

VIÑA DEL MAR, Chile (AP) — Al equipo que cuenta con Lionel Messi y otros de los mejores atacantes del mundo le falta gol.

Argentina juega con solvencia colectiva y controla el balón pero le cuesta horrores a la hora de definir, algo que podría pagar caro ante un equipo que llega poco pero bien como Paraguay.

Con esos estilos diferenciados, Argentina y Paraguay chocarán el martes en Concepción por el pase a la final de la Copa América, al día siguiente que lo hagan Chile y Perú, en Santiago.

Argentina, con Messi (un gol), Sergio Agüero (2), Gonzalo Higuaín (1) y Carlos Tevez, un cuarteto que cualquier selección del mundo quisiera tener, además de Angel di María y Javier Pastore, apenas anotó cuatro veces en otros tantos partidos. Además, dejó instalada una preocupación cuando sufrió lo indecible el viernes al eliminar por penales 5-4 a Colombia cuando la tuvo en un arco y no la pudo meter en el 0-0 durante los 90 minutos.

Paraguay eliminó a Brasil 4-3 en los penales la noche del sábado en Concepción, en partido que terminó 1-1 con un empate guaraní que selló Derlis González también desde la pena máxima.

El equipo del técnico Ramón Díaz llegó en posición de gol por lo menos 10 veces menos con relación a Argentina en su choque ante Colombia. Pero al menos se sació con una aceituna, en el mismo banquete de cuartos de final en el que Argentina se fue con hambre de gol.

“No merecemos sufrir tanto, en todos los partidos fuimos superiores a los rivales y especialmente en el partido con Colombia, donde fuimos muy superiores”, destacó Messi al diario La Nación de Argentina. “A veces uno no sabe qué pensar. Generamos muchas situaciones y merecemos vivir los partidos con un poco más de calma”.

La orden del técnico Gerardo Martino es marcar atacando, con Marco Rojo y Pablo Zabaleta subiendo por los laterales; Pastore-Di María abasteciendo a Messi-Agüero, con Javier Mascherano y Lucas Biglia presionando en el centro y defensores centrales libres para vigilando los contraataques.

Fórmula perfecta del éxito: mejor dicho casi perfecta, porque la pelota no entra, ya sea por impericia de los delanteros, los palos, algún defensor que la saca sobre la línea o bien un arquero digno de Superman como lo fue el colombiano David Ospina.

“La selección puede jugar un poco mejor o peor, la pelota puede entrar o no, pero somos competitivos hace tiempo. Y lo hacemos como lo indica la historia de nuestro país”, destacó el “Tata” Martino. “Hay partidos en los que se ve mucho más la claridad en el juego. Generamos muchísimo contra Colombia”.

Dos de los cuatro goles de Argentina fueron en el 2-2 ante Paraguay en La Serena durante la primera ronda cuando el equipo del “Pelado” Díaz remontó una desventaja de dos tantos. Argentina venció luego a Uruguay y Jamaica, en ambos casos 1-0 para ganar su grupo.

Argentina tiene cuatro goles a favor y tan solo recibió esos dos. Paraguay llega con una marca de 5-4, es decir que sin ser ofensivo ni mucho menos, tiene un tanto a favor más que uno Albicelestes que buscan ponerle punto final a 22 años sin títulos oficiales.

Además de visible, la falta de puntería de Argentina está respaldada por datos de la organización: Messi ejecutó 22 disparos al arco, el jugador que más pateó en este torneo, y apenas convirtió un gol que fue de penal ante los propios paraguayos.

El equipo Albiceleste llega al arco a menudo pero no plasma en la red el peligro que genera. Algo que recuerda a la final del último Mundial que perdió 1-0 ante Alemania cuando Higuaín, Messi y Rodrigo Palacio desperdiciaron opciones de gol aún hoy los argentinos siguen lamentando.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.