EL CAIRO (AP) — Una corte egipcia sentenció a 65 miembros de la ilegalizada Hermandad Musulmana a prisión por presunta incitación contra el estado.

La decisión se produjo el sábado por la noche en una corte de la ciudad de Zagazig, en la zona oriental del delta del Nilo, y el fallo también absolvió a ocho individuos. Los fiscales indicaron que el grupo fue capturado con panfletos incendiarios contra el Ejército y contra las instituciones estatales, y que incitaba a la violencia. Del grupo, 44 personas fueron sentenciadas a 10 años en prisión, mientras que el resto recibió una condena de dos años tras las rejas.

Bajo el mandato del presidente Abdel-Fattah el-Sissi, Egipto ha sido testigo de la campaña de represión más radical contra la disidencia en su historia moderna, un proceso que se ha intensificado ante las próximas elecciones de marzo, en las que el-Sissi no enfrenta una oposición amenazante.

Recientemente, la policía detuvo a Abdel-Monaem Abul Fetouh, uno de los principales líderes islamistas, por sus supuestos vínculos con la Hermandad Musulmana.