AP NEWS
Related topics

El negocio del alquiler de gallinas para huevos frescos

April 28, 2015
1 of 2
Phillip Tompkins trata de agarrar una gallina en su negocio Rent The Chicken en Mount Holly, Nueva Jersey, en una imagen del lunes 6 de abril de 2015. El alquiler de gallinas se ha convertido en una inversión seria en momentos que más personas prefieren comer huevos frescos de gallinas criadas sin maltrato. (Foto AP/Mel Evans)

MOUNT HOLLY, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — El nombre de la compañía de Jenn Tompkins hace que sus clientes se rían a carcajadas.

Cuando contesta el teléfono y sus clientes le dicen que quieren alquilar una gallina, se ríen, dijo Tompkins.

El alquiler de gallinas se ha convertido en una inversión seria en momentos en que más personas prefieren comer huevos frescos de gallinas criadas sin maltrato, y sin la responsabilidad de ser propias. En dos años, Rent The Chicken, con sede en Pennsylvania, se ha ampliado a otros tres estados y a Toronto, Canadá.

Pero ese crecimiento no es una aberración. El alquiler de gallinas se ha disparado a nivel nacional en momentos que los vecinos de ciudades, suburbios y zonas rurales se vuelcan al movimiento de consumir productos de producción local. Algunas familias alquilan gallinas a manera de experiencia educativa para sus hijos.

“Como sociedad, no nos gustan los compromisos”, dijo Tompkins mientras visitaba una afiliada en Mount Holly, Nueva Jersey. “No nos gusta tener un contrato con el teléfono celular, ni un contrato a largo plazo con la compañía de televisión por cable. Las gallinas pueden vivir entre 7 y 10 años, y la gente le teme a eso”.

Así las cosas, el alquiler elimina ese riesgo. Los precios varían según la empresa, la ubicación y la duración del arrendamiento, pero comienzan en unos 150 dólares al mes. Los paquetes más básicos incluyen dos gallinas, un gallinero y la posibilidad de llamar por teléfono para hacer preguntas. Los clientes pueden devolver las gallinas si las cosas no funcionan, y las pueden adoptar si todo va bien.

Rent a Coop, con sede en Potomac, Maryland, un suburbio de Washington, comenzó alquilando cinco o seis gallineros al mes en 2012, según el copropietario Tyler Phillips. Ahora alquilan entre 25 y 30 al mes y están abriendo un segundo local en Nueva Jersey.

“Creo que es sustentable”, dijo Phillips del modelo de negocios. “La gente quiere saber de dónde sale lo que comen”.

Y más pruebas al respecto pueden encontrarse en crecimiento de BackyardChickens.com, un foro en internet que comenzó hace ocho años con 50 miembros y ahora tiene más de 325.000, según el administrador, Rob Ludlow. El portal recibe unos 7.000 mensajes diarios de entusiastas de la cría de pollos, dijo Ludlow.

Jenn y Phillip Tompkins incubaron su compañía en 2013 en su propiedad en las afueras de Pittsburgh. El empleo casero de Jenn Tompkins como asistente de investigación de una universidad estaba por terminar, y comenzó a buscar otra forma de ganarse la vida desde casa.

La pareja se había mudado recientemente al oeste de Pennsylvania desde una casa en Baltimore en busca de un estilo de vida más sencillo.

___

Kathy Matheson está en Twitter www.twitter.com/kmatheson

All contents © copyright 2019 The Associated Press.All rights reserved.