FRISCO, Texas, EE.UU. (AP) — Ezekiel Elliott se ausentó el miércoles de la sesión semanal de entrevistas con la prensa, al continuar el limbo legal en torno al castigo que la NFL le impuso al corredor estelar de los Cowboys de Dallas por acusaciones de violencia doméstica.

La diferencia en esta semana fue que Elliott, el segundo mejor corredor de esta campaña en la liga, sí estuvo con sus compañeros. Ello no ocurrió a comienzos de la semana anterior, cuando el deportista de 22 años estaba suspendido, luego que una jueza rechazó su petición de levantar otra vez el castigo.

Pero la sanción sí fue suspendida por tercera vez, mediante un recurso de emergencia presentado el viernes, dos días antes de que los Cowboys enfrentaran a los Chiefs de Kansas City. Ahora, Elliott busca una orden más perdurable por parte de un panel de tres jueces que atenderán el caso el jueves, durante una audiencia en Nueva York.

Un fallo podría llegar antes del domingo, cuando Dallas (5-3) visite a Atlanta (4-4), el campeón defensor de la Conferencia Americana. Los Cowboys han hilvanado tres victorias consecutivas con aportes significativos de Elliott.

Jerry Jones, dueño y gerente general de los Cowboys, dijo el miércoles en su programa de radio que Elliott preveía asistir a la audiencia. De hacerlo, lo hará con la autorización del entrenador Jason Garrett.

El corredor asistió la semana pasada a la audiencia en Nueva York. Después de esa sesión, la jueza federal de distrito Katherine Polk Failla rechazó los argumentos esgrimidos por los abogados del deportista.

Así, Failla restituyó el castigo impuesto en agosto por el comisionado de la NFL, Roger Goodell.

La suspensión siguió a una investigación realizada por la NFL durante un año. Las acusaciones de violencia doméstica no llegaron a un juicio en Columbus, Ohio, donde los fiscales determinaron que las evidencias resultaban contradictorias.

El altercado entre Elliott y su entonces novia habría ocurrido a mediados de 2016.

“De nueva cuenta vamos a enfocarnos en lo que podemos controlar dentro de esta situación”, dijo Garrett al comienzo de esta semana. “Zeke ha hecho un trabajo realmente bueno en este aspecto. Hasta que alguien no nos indique lo contrario, procederemos con normalidad”.

Elliott, quien lideró la NFL en yardas por tierra como novato la temporada anterior, ha quedado suspendido en dos ocasiones fugaces, durante un caso que ha dado numerosos vuelcos en los tribunales, desde Texas hasta Nueva York, pasando por Luisiana.

Se perdió un día de entrenamientos a mediados de octubre y tres más la semana anterior.

Pero el conflicto no ha afectado el desempeño reciente de Elliott. Llegó a las 100 yardas en tres duelos consecutivos, incluidas las dos primeras victorias de la racha actual.

El domingo, en un triunfo por 28-17 ante los Chiefs, anotó el touchdown de la ventaja en la segunda mitad, y totalizó 93 yardas.