QUITO (AP) — La procuraduría advirtió el viernes que Ecuador podría pagar una millonaria indemnización a la petrolera estadounidense Chevron tras un fallo adverso del Tribunal Arbitral de La Haya.

El procurador Iñigo Salvador dijo en conferencia de prensa que ese tribunal emitió esta semana una sentencia a favor Chevron argumentando que Ecuador es responsable de violar el Tratado Bilateral de Inversión, de no dar un trato justo a la empresa y de denegarle acceso a la justicia.

El tribunal dictaminó que Ecuador debe reparar económicamente los daños causados a Chevron pero no precisó el monto, el cual se determinará en unos tres meses.

“Una vez cuantificado el daño Ecuador tiene la obligación de hacerlo (pagar). Sin embargo, estamos estudiando la posibilidad de interponer los recursos o acciones posibles”, aseveró Salvador.

Destacó que el fallo no admite recursos de apelación sino de aclaración o interpretación.

Chevron había pedido en La Haya que Ecuador se haga cargo de los 9.500 millones que un tribunal ecuatoriano le ordenó pagar a pobladores de la Amazonia que acusaron a la petrolera de contaminación ambiental entre 1970 y 1992.

R. Hewitt Pate, vicepresidente y director legal de Chevron, dijo en un comunicado enviado a The Associated Press que la empresa “no se complace en mantener disputas con una nación soberana. La compañía invita al gobierno de Ecuador a repudiar este esquema fraudulento y a hacer esfuerzos constructivos para dar cumplimiento a sus propias obligaciones ambientales largamente incumplidas”.

El procurador indicó que cuando se establezcan las responsabilidades de exfuncionarios públicos que no actuaron diligentemente en la contratación de abogados para que defendieran correctamente a Ecuador, se tomarán acciones para que asuman solidariamente la responsabilidad económica.

El litigio comenzó en 1993 cuando un grupo de pobladores amazónicos demandaron por daños ambientales a Texaco -luego adquirida por Chevron- que después de un largo peregrinaje llegó a tribunales de Estados Unidos y volvió a los de Ecuador, donde se emitió el fallo por la millonaria indemnización.