NUEVA YORK (AP) — Martin Shkreli, el excéntrico exdirector de una farmacéutica que cobró fama por un escándalo de alza de precios, fue declarado culpable el viernes de cargos federales por haber timado a inversores en un par de fallidos fondos de inversión.

Un jurado en Brooklyn deliberó durante cinco días antes de declarar culpable a Shkreli en tres de ocho cargos. El empresario de 34 años había sido acusado de fraude de valores, confabulación para cometer fraude de valores y confabulación para cometer fraude por vía electrónica.

Shkreli, que se mostró animado y desafiante frente al tribunal de Brooklyn luego de la audiencia, dijo que su juicio es “una cacería de brujas de proporciones épicas”, pero reconoció que tal vez el gobierno halló “uno o dos palos de escoba”.

“Hay una declaración que es la más importante y esa es la del jurado: culpable de esos cargos”, dijo la fiscal federal interina Bridget Rohde.

No se fijó una fecha para dictar sentencia.

Los fiscales habían acusado a Shkreli de engañar repetidas veces a los inversionistas acerca de lo que estaba haciendo con su dinero. En su mayor parte, lo estaba perdiendo con pésimas selecciones bursátiles, lo cual lo obligó a desarrollar un plan para recuperar millones en pérdidas, según indicaron.

Shkreli dijo “mentiras y más mentiras”, incluido el afirmar que tenía 40 millones de dólares en uno de sus fondos cuando sólo contaba con unos 300 dólares en el banco, dijo la fiscal federal adjunta Alixandra Smith.

Para Shkreli, uno de sus mayores problemas no era parte del caso. Se trataba de la compra de los derechos de un fármaco en 2014 al que rápidamente aumentó de precio de 13,50 a 750 dólares la píldora.

Shkreli fue arrestado en 2015 por cargos de que saqueó otra compañía farmacéutica que fundó, Retrophin, para pagar a inversionistas de los fondos de cobertura.