BELGRADO (AP) — La familia de una niña migrante afgana arrollada por un tren en la frontera entre Serbia y Croacia demandó a la policía croata por haberles obligado a volver a cruzar la frontera.

El abogado que representa a la familia Hussini declaró el martes en Zagreb que la noche del 21 de noviembre, los guardias croatas le negaron el paso a familia que llevaba seis niños y les obligó a volver a cruzar hacia Serbia sobre rieles ferroviarios, donde la niña de 6 años fue arrollada. La familia sigue en Serbia.

La tragedia de esta familia afgana, que trataba de llegar a Croacia tras pasar casi un año en Serbia con esperanzas de llegar a Hungría, es la más reciente en una serie de muertes de migrantes en los Balcanes.