ADELAIDE, Australia (AP) — Un gran tiburón blanco golpeaba un kayak volcado en el agua, mientras un padre australiano no podría ver a su hija.

En cuestión de segundos, Sarah Williams, de 15 años, salió a la superficie y fue rescatada por su padre y su hermano del ataque de un tiburón que dice fue “como lo que ves en la película ‘Tiburón’”.

El domingo, el escualo de 4,5 metros (15 pies) golpeó la embarcación desde abajo, arrojando a Sarah al agua cerca de Normanville, en el estado de Australia Sur.

“Lo vi cuando estaba en el agua con él. Vi lo que era y vi su aleta”, dijo a la televisora Nine Network el lunes.

La joven sobrevivió al encuentro con unos arañazos y golpes.

El padre, Chris Williams, contó el martes que se acercó a su hija en una lancha a motor de 4,2 metros (14 pies) mientras ella trepaba al kayak.

El tiburón estaba entre las dos embarcaciones, agregó.

Williams dijo que su hijo Mitch arrastró a su hermana por encima de la espalda del animal, entre el morro y la aleta dorsal, para subirla al bote.

"Me está costando asimilar cómo mi hijo y yo fuimos capaces de sacarla de ese kayak y por encima del tiburón hasta el barco sin que sufriera heridas graves”, señaló Williams.

Según cuenta Williams, el barco estaba a unos 25 metros (80 pies) del kayak en el momento del ataque. Estimó que su hija fue rescatada unos 30 segundos más tarde, y duda que pudiese haber sobrevivido otros 10 segundos más en el agua.

"Esa cosa vino y golpeó el kayak desde abajo, catapultó a mi hija y al kayak por los aires y cuando me di la vuelta (...) lo único que pude ver era que el tiburón se había lanzado sobre el kayak y daba golpes con su cola y todo era agua, no estaba mi hija”, relató Williams.

"Entonces, ella salió del agua y volvió a subir al kayak y chilló como nunca querrías oír”, añadió.