AP NEWS
Related topics

Diego Costa sigue en deuda en su retorno al Atlético

April 11, 2019
Gerard Piqué (derecha) del Barcelona conversa con Diego Costa del Atlético de Madrid y quien fue expulsado por insultar al árbitro en el partido de la Liga española, el sábado 6 de abril de 2019. (AP Foto/Manu Fernández)

MADRID (AP) — Diego Costa estaba tan furioso que fue difícil mantenerlo alejado del árbitro.

Sus compañeros trataron de contenerlo y hasta los jugadores del equipo rival intervinieron.

A Costa le sacaron la tarjeta roja a los 28 minutos del partido que su Atlético de Madrid perdió 2-0 ante el Barcelona el sábado pasado, con lo que prácticamente quedó sin esperanzas de ganar el título de la Liga española. Además, le significó a Costa una suspensión por ocho partidos que probablemente pone fin a su temporada.

La reacción iracunda era de esperarse de Costa, enérgico delantero que lo deja todo en la cancha.

Pero lo que no era de esperarse es su pobre aportación goleadora desde que se reintegró al Atlético.

Costa no ha cumplido las expectativas tras su ansiado retorno al club en el que se destacó a inicios de la década. Ha recibido más tarjetas y lesiones que goles.

“Está claro que los números no han sido en consecuencia de la ilusión que nos genera Diego”, dijo el técnico del Atlético Diego Simeone. “Pero confío absolutamente en que nos va a seguir dando muchas cosas”.

Las expectativas eran altas cuando el Atlético realizó ingentes esfuerzos para recuperar a Costa del Chelsea en 2017, aun sabiendo que el atacante hispano-brasileño no podría jugar por unos meses debido a que la FIFA le había prohibido realizar nuevos fichajes. En su ciclo anterior con el Atlético, entre 2012-14, Costa anotó 56 goles, clave para que el conjunto colchonero se coronara campeón de la Liga la Copa del Rey, además de alcanzar la final de la Liga de Campeones.

Actualmente, Costa lleva solo 12 goles en 44 partidos desde enero de 2018.

Tres de los goles de Costa fueron cruciales para el Atlético, llevándolo a una posición para conquistar dos títulos. Tuvo dos goles en el partido en que Atlético le ganó 4-2 al Real Madrid en la final de la Supercopa de la UEFA el año pasado, y anotó el tanto ganador sobre Arsenal en las semifinales de la Liga Europa la temporada pasada.

“Siempre que ha estado con nosotros nos ha permitido cosas importantes”, recordó Simeone. “No es casualidad que su regreso nos hizo ganar la Liga Europa, quedar segundo en la Liga y ganamos la Supercopa de Europa”.

Sin embargo los aportes de Costa han sido esporádicos y en parte su inconsistencia se debe a una serie de lesiones. Se ha perdido 30 partidos debido a una serie de problemas, incluyendo una cirugía en un pie en diciembre que lo alejó de la cancha por más de dos meses.

Simeone dijo que una buena pretemporada será clave para que Costa evite lesionarse, y para que la próxima temporada cumpla con su potencial.

También será importante que evite ser suspendido.

A Costa lo suspendieron por ocho partidos en el partido contra el Barcelona el sábado, supuestamente por insultar al árbitro Jesús Gil Manzano y sujetarle el brazo mientras se quejaba. Cuando el arquero de Atlético Jan Oblak alejó a Costa a la fuerza, el defensor barcelonés Gerard Piqué debió escoltarlo para llevárselo de la cancha.

El Atlético puede apelar la suspensión, pero si no prospera la temporada del jugador habrá acabado, pues al equipo le quedan sólo siete partidos en la Liga.

Costa recibió tarjeta roja en su segundo encuentro contra el Atlético tras regresar del Chelsea, y una de las 16 tarjetas amarillas que ha recibido desde que regresó le impidió participar en un encuentro contra Juventus en la vuelta de los octavos de final de la Champions, cuando el Atlético dilapidó una ventaja 2-0 tras la ida y quedó eliminado.

Los problemas de Costa han suscitado rumores de una posible transferencia, y hay versiones de que China ha ofrecido millones de dólares. Aunque el club se esforzó para retener a Antoine Griezmann y recientemente fichó a Álvaro Morata, Simeone insistió que aún cuenta con Costa.

“Yo quiero que Diego se quede. Confío a muerte en él y deseo que siga el año que viene”, afirmó Simeone.