AP NEWS
Related topics

España: Ofrecen a FBI datos robados de embajada norcoreana

March 27, 2019
La foto del 13 de marzo de 2019 muestra una vista general de la embajada de Corea del Norte en Madrid. Un tribunal español acusó a un mexicano, un estadounidense y un surcoreano de participar en una incursión a la embajada norcoreana en febrero. (AP Foto/Bernat Armangue)

MADRID (AP) — España emitió al menos dos órdenes internacionales de captura contra miembros de un autoproclamado organismo de derechos humanos que supuestamente encabezó en febrero una extraña incursión a la embajada de Corea del Norte en Madrid y ofreció al FBI la información que robó durante el allanamiento.

El juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, levantó el martes el carácter confidencial del caso y señaló que una investigación del incidente del 22 de febrero reveló evidencias de que “una organización criminal” encadenó y amordazó a miembros del personal de la embajada antes de escapar con computadoras, discos duros y documentos.

Los intrusos también exigieron al único diplomático norcoreano acreditado en España, el enviado de negocios So Yun Sok, que desertara, dijo el juez De la Mata en un informe escrito sobre la investigación española. So se rehusó y fue amordazado, según el documento.

Los agresores se identificaron como “miembros de una asociación o movimiento de derechos humanos para la liberación de Corea del Norte”.

El grupo es la Defensa Civil Cheolima, según un funcionario de Estados Unidos que solicitó el anonimato para hablar de los detalles del caso. Los activistas dicen tener la misión de ayudar a los desertores del régimen norcoreano.

De la Mata identificó a ciudadanos de México, Estados Unidos y Corea del Sur como los principales sospechosos investigados por cargos que incluyen lesiones, amenazas y allanamiento con robo. Identificó a Adrián Hong Chang, ciudadano mexicano que reside en Estados Unidos, como la persona que encabezó la operación.

Según documentos judiciales, Hong Chang voló el 23 de febrero a Estados Unidos, se puso en contacto con el FBI y se ofreció a compartir los materiales y videos con investigadores federales. El documento no especifica el tipo de información contenida en los materiales ni si el FBI aceptó la propuesta.

El FBI dijo en un comunicado que por políticas internas no confirma ni niega la existencia de las investigaciones. Agrego que “el FBI tiene una fuerte relación de trabajo con nuestros socios policiales españoles”.

Un funcionario de la Policía Nacional Española que solicitó el anonimato porque no estaba autorizado a hacer declaraciones a la prensa confirmó a The Associated Press que las órdenes de captura fueron emitidas contra Hong Chang y otro sospechoso. Hasta el martes, ninguno había sido acusado formalmente.

Los agresores compraron cuchillos y pistolas falsas durante una visita a Madrid a principios de febrero y utilizaron estos materiales durante la incursión, según el documento de la investigación.

Cuando estuvo en Madrid, Hong Chang también solicitó un nuevo pasaporte en la embajada mexicana, según la investigación, y utilizó el nombre de “Oswaldo Trump” para registrarse en la aplicación del servicio de transporte Uber.

La embajada norcoreana no han denunciado el incidente en España y las autoridades de Pyongyang no han hecho declaraciones sobre el ataque.

La policía española se enteró del allanamiento debido a que la esposa de un empleado de la embajada logró escapar por una ventana. Cuando agentes llegaron a verificar la situación, Hong Chang supuestamente los recibió en la puerta y se hizo pasar por un funcionario diplomático, según la investigación.

Hong Chang dijo que todo estaba bien e hizo que los policías se fueran, lo que permitió que el grupo escapara en los vehículos de la embajada.

Un investigador policial enterado del caso dijo a la AP que nadie se habría dado cuenta del ataque o lo que haya sucedido si no es por la mujer que logró escapar.

Por su parte, el diplomático norcoreano no respondió a las preguntas escritas de The Associated Press y declinó conversar con la prensa durante un reciente encuentro afuera de la embajada en Madrid.

La fecha del incidente, sucedido menos de una semana antes de la crucial cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte sobre desnuclearización fracasara el 28 de febrero en Hanoi, suscitó conjeturas de que la incursión fue perpetrada para obtener información relacionada con el ex embajador norcoreano en España.

Kim Hyok Chol, que fue expulsado de España en septiembre de 2017 después de la sexta ronda de ensayos nucleares y de misiles norcoreanos sobre Japón, es ahora el principal negociador nuclear de Corea del Norte con Estados Unidos.

A la pregunta de si Washington tuvo alguna relación con el allanamiento a la embajada, el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Robert Palladino, respondió: “El gobierno de Estados unidos no tiene nada que ver con eso”.

Palladino señaló que “sobre los detalles del asunto, las autoridades españolas están investigando. La pesquisa continúa en marcha. Para cualquier detalle sobre la investigación, hay que consultar a las autoridades españolas”.

La embajada surcoreana en Madrid dijo que no tuvo conocimiento de los hechos y no haría más declaraciones.

Otros miembros identificados del grupo fueron el estadounidense Sam Ryu y el surcoreano Woo Ran Lee. Los documentos agregaron que se cree que la mayoría de los sospechosos se encuentran fuera de España.

De momento se desconoce su paradero y sus lugares de residencia. No se cree que ninguno de los sospechosos continúe en España, escribió el juez.

Las autoridades españolas intentaron impedir que la información sobre el ataque se hiciera pública hasta que el portal noticioso español El Confidencial reveló los detalles el 27 de febrero.

La semana pasada, el grupo de derechos que supuestamente encabezó el ataque publicó un video corto en su página de internet en el que se ve a un hombre que destruye los retratos de los fallecidos gobernantes norcoreanos Kim Il Sung y Kim Jong Il azotándolos en el suelo.

El grupo dijo que el video fue filmado en fecha reciente “en territorio de nuestra patria”, palabras que encajarían acertadamente para referirse a la embajada norcoreana en Madrid.

___

Los periodistas de The Associated Press Deb Riechmann y Matthew Lee en Washington D.C. contribuyeron para este despacho.