LONG BEACH, California, EE.UU. (AP) — Un plan para enjuiciar a los padres que les pagan a contrabandistas para que traigan ilegalmente a sus hijos a Estados Unidos trata de sofocar el tráfico humano, dijo el jueves el secretario de Seguridad Nacional John Kelly.

Al preguntársele acerca de la iniciativa mientras recorría un navío de la Guardia Costera en el sur de California, Kelly dijo creer que los que ayudan a los traficantes de seres humanos _incluidos los padres que les pagan para que sus hijos sean traídos a Estados Unidos ilegalmente_ deberían ser arrestados y enjuiciados.

“Cuando les pagas a estos traficantes verdaderamente inescrupulosos y crueles para que lleven a individuos, ya sea un niño o un adulto, a través de esta red increíblemente peligrosa hacia el norte a lo largo de México y Centroamérica hacia Estados Unidos, la pérdida de vidas es constante”, afirmó Kelly.

Los contrabandistas han dejado a niños en desiertos una vez que cruzan a Estados Unidos, y las redes de contrabando generan millones de dólares en ganancias ilícitas, señaló.

“Cualquiera que contribuya a la red de tráfico humano, necesitamos desalentar eso y necesitamos aprehenderlos y permitir que las cortes decidan qué hacer con ellos”, afirmó.

Kelly dice que la gran mayoría de los traficantes que son arrestados por agentes federales de inmigración son los que reciben pagos para llevar gente a Estados Unidos.

“Tenemos que acabar con este tráfico humano”, dijo.

___

Michael Balsamo está en Twitter como: http://twitter.com/MikeBalsamo1 .