BARCELONA (AP) — El Barcelona casi tropezó de nuevo con la misma piedra en su visita a San Sebastián el domingo, pero Luis Suárez salió al rescate con dos goles y una asistencia y el equipo azulgrana remontó para ganar por 4-2 en cancha de la Real Sociedad, autentico feudo maldito del equipo catalán en la liga española.

Lionel Messi añadió otro golazo y el Barsa, que hilvana 26 fechas sin perder desde el pasado campeonato, sigue liderando la actual tabla clasificatoria, ahora con 51 puntos por la 19na fecha, seguido del Atlético de Madrid con 42 y el Valencia con 40.

Parecía que el estadio de Anoeta sería nuevamente una fortaleza infranqueable para los barcelonistas, que no ganaban allí en liga desde 2007.

El cuadro donostiarra se puso en ventaja con tantos de Willian José y Juanmi Jiménez a los 11 y 34 minutos, respectivamente, pero el Barsa recortó por vía de Paulinho (39), gracias a una asistencia del uruguayo Suárez, quien culminó su partidazo con dos dianas más a los 50 y 71.

“Contento por romper la racha y seguir liderando la liga. Es la mejor manera de empezar el año”, declaró Suárez, ya con 13 goles en el campeonato tras seis fechas consecutivas marcando.

La guinda la puso Messi a los 85, cuando el argentino ejecutó un tiro libre magistral para cerrar el marcador ante una Real que bajó al 15to lugar.

El Madrid es cuarto con 32 puntos, tras perder el sábado 1-0 frente al quinto Villarreal; aunque el vigente campeón tiene un partido pendiente.

También domingo, el ahora sexto Sevilla perdió por 1-0 en su visita al Alavés, que escapó la zona del descenso gracias al solitario tanto de Manu García a los 52.

El Celta de Vigo ganó 1-0 en cancha del Levante con gol de Pione Sisto a los 37 minutos y mejoró al décimo lugar con 25 puntos.

Los “granotas”, en cambio, siguen 16tos con 18 y, una vez consumada la derrota, el colombiano Jefferson Lerma denunció haber sido objeto de un insulto racista por parte del celtiña Iago Aspas.

Espanyol y Athletic de Bilbao empataron 1-1 en cancha de los primeros, que se avanzaron con un robo y zurdazo seco de Gerard Moreno a los 29.

Pero Iñaki Williams niveló de cabeza a los 35 por los bilbaínos, que ocupan el undécimo puesto, mientras que los españolistas marchan 14tos.

Al Barsa le costó acomodarse ante la Real, que dio el primer golpe con un cabezazo picado de Willian José con bote vivo por el césped mojado, sin opción para el arquero, Marc-André ter Stegen.

El dominio local se acentuó con otro gol mal anulado al brasileño, un zapatazo de Sergio Canales que tapó el portero y el segundo tanto de Juanmi, quien recibió un pase filtrado de Canales y cruzó a la red con el beneficio del toque involuntario de Sergi Roberto, nuevamente mortal para Ter Stegen.

“Acusamos el golpe, se crecieron y sufrimos otra vez, pero logramos remontar y luego encontramos más espacios”, analizó el entrenador azulgrana, Ernesto Valverde. “Es verdad que hay distancia y estamos contentos, pero nunca descartamos a los rivales”.

Los azulgranas no encontraban el hilo, pero sí hallaron el olfato goleador de Paulihno para recortar, cuando el brasileño impulsó en el área un cruce raso de Suárez, tras profundización de Jordi Alba.

Bien vigilado por la zaga donostiarra, Messi apenas entró en juego en el primer tiempo, pero apareció en el segundo para asistir en el golazo de Suárez, quien inclinó el cuerpo en carrera para acomodar la diestra y lanzar una diabólica rosca al rincón más lejano del argentino Gerónimo Rulli, espectador de lujo de la exquisitez del charrúa.

Reculó la Real y castigó el pecado el Barsa, de nuevo por vía de Suárez, quien cazó descolocada a la defensa tras sacar Rulli y repeler de cabeza Thomas Vermaelen. Solo ante el portero, el “Pistolero” repitió diana con un toque inapelable junto al poste más cercano.

Pero el punto y final, como casi siempre, fue de Messi, verdugo inmisericorde de Rulli con un lejano tiro libre de espectacular “folha seca”, cayendo el balón en la red bajo la atenta mirada del guardameta, petrificado por el mágico efecto.