TOKIO (AP) — La empresa estadounidense de seguridad en movilidad Key Safety Systems completó la adquisición de Takata Corp., el fabricante japonés de airbags implicado en un retiro masivo de sus productos, dijo el jueves el grupo nipón.

El presidente de Takata, Shigehisa Takada, anunció en un comunicado su renuncia como presidente y será sustituido por el director financiero, Yoichiro Nomura. El cambio se hizo efectivo el miércoles, añadió.

Takata entró en un procedimiento de insolvencia el año pasado debido a los problemas con sus bolsas de seguridad, lo que generó un enorme costo y repercutió negativamente sobre sus ventas. Los airbags defectuosos podían explotar con demasiada fuerza y arrojar metralla al conductor y a los pasajeros del vehículo.

Este problema fue el causante de al menos 22 muertes y 180 casos de lesiones. Unos 50 millones de infladores de bolsa de aire de la marca fueron retirados del mercado en Estados Unidos y millones más en todo el mundo.