LIMA (AP) — Un importante funcionario del gobierno de Perú informó el viernes que el mandatario estadounidense Donald Trump concurrirá a la Cumbre de las Américas que se realizará en Lima el 13 y 14 de abril.

El funcionario, que pidió anonimato porque no estaba autorizado para hablar con la prensa, dijo a The Associated Press que se espera que el anuncio oficial se haga “hoy o mañana”.

Será el primer viaje de Trump a América Latina desde que se convirtió en presidente de Estados Unidos en enero de 2017.

La cumbre es considerada el foro principal para proyectar el liderazgo estadounidense en América Latina y el Caribe pero muchos se han preguntado si Trump asistiría debido a su retórica anti-inmigrante, su propuesta de construir un muro en la frontera mexicana y su postura sobre el comercio que agita la ira en toda la región.

"Allí habrá algunas reuniones muy incómodas", dijo Christopher Sabatini, profesor de relaciones internacionales en la Universidad de Columbia.

La canciller peruana Cayetana Aljovín recordó el viernes ante la prensa local que el presidente de Venezuela Nicolás Maduro no está invitado a la cita regional y añadió que los mandatarios asistentes están comprometidos con "la gobernabilidad, democracia y la lucha anticorrupción".

Maduro ha afirmado que asistirá a la cita continental pese a que el gobierno de Perú le retiró la invitación. "Llueva, truene o relampaguee, por aire, tierra o mar llegaré a la Cumbre de las Américas con la verdad de la patria", dijo el presidente venezolano en febrero luego que las autoridades peruanas indicaron que no era bienvenido.

La canciller peruana dijo en febrero que la decisión del gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski se basó en la Declaración de la Cumbre de Quebec de 2001 que expresa que la alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático de un Estado constituye "un obstáculo insuperable para la participación de su gobierno" en el proceso de cumbres americanas.

El retiro de la invitación a Maduro fue respaldado por el llamado Grupo de Lima que reúne a 14 países americanos.

Estados Unidos y Perú son los países más directos en expresar sus objeciones al gobierno de Maduro mientras Venezuela lucha contra la hiperinflación, la escasez de alimentos, de medicamentos y el creciente éxodo de sus ciudadanos a otras naciones. Ambas naciones también han criticado las elecciones presidenciales programadas para mayo.

El panorama político de Perú tampoco es el mejor.

Kuczynski afronta un pedido de destitución impulsado por la oposición parlamentaria por sus posibles nexos con la constructora Odebrecht en medio de los escándalos de corrupción que remecen Latinoamérica. El peruano dijo el viernes que la oposición local colocaba "en ridículo a Perú" en momentos que van a venir los presidentes de la región para la Cumbre de las Américas.

En tanto, un funcionario gubernamental colombiano dijo a AP que Bogotá espera la llegada de Trump a ese país justo después de su asistencia a la Cumbre de las Américas.

El funcionario, que solicitó anonimato antes de un anuncio formal de la Casa Blanca, agregó que la delegación estadounidense que asistió la semana pasada en Bogotá a un diálogo de alto nivel en seguridad estratégica compartió con sus anfitriones la intención de Trump de pernoctar allí durante su viaje de regreso a Estados Unidos.

El funcionario dijo no poseer detalles sobre la agenda de Trump y agregó que no esperan una estadía que supere los dos días.

La canciller colombiana María Angela Holguín dijo posteriormente a la prensa en Bogotá que, aunque falta una última confirmación oficial, "será una visita donde hablarán de múltiples temas".

Colombia se convertiría así en la segunda nación del continente que visita Trump, quien ha insistido a su homólogo Juan Manuel Santos en la urgencia para contrarrestar el incremento reciente de la producción de cocaína en la nación andina.

___

Luis Alonso Lugo contribuyó en esta nota desde Washington, Christine Armario y César García desde Bogotá.