AP NEWS
Related topics

Voto chino puede ser decisivo en elecciones de Australia

May 8, 2019
El primer ministro australiano Scott Morrison (der), conservador, y su rival Bill Shorten, de centro-izquierda, se saludan antes de su tercer debate en Canberra el 8 de mayo del 2019. Ambos cortejan como nunca el voto chino, que se cree podría decidir las elecciones del 18 de mayo. (Mick Tsikas/AAP Image via AP)

CANBERRA, Australia (AP) — La comunidad china de Australia, considerada hasta hace poco una minoría étnica políticamente apática, está siendo cortejada como nunca por los partidos políticos, que la consideran clave para ganar algunas bancas que pueden decidir el vencedor de las elecciones generales de la semana que viene.

China es una de las principales fuentes de inmigrantes que tiene hoy Australia. Tanto el primer ministro Scott Morrison como el líder de la oposición Bil Shorten han abierto cuentas en la plataforma WeChat enfocada en la población china de las grandes ciudades.

El Partido Laborista, agrupación opositora de centro-izquierda, se quejó de que esa plataforma china con mil millones de usuarios mensuales está siendo explotada por rivales que generan noticias falsas.

Morrison negó el miércoles que su Partido Liberal, de tendencia conservadora, esté detrás de mensajes engañosos y de la manipulación de cuentas que critican las políticas laboristas sobre refugiados, impuestos y la economía en general.

“Esa no es la campaña del Partido Liberal”, declaró Morrison a la prensa. “La gente tiene que ser honesta sobre sus políticas. Eso es lo que estamos haciendo”.

En Australia el voto es obligatorio y las minorías étnicas acuden a las urnas para evitar ser multadas, incluso si no se involucran en la política.

Esta vez, no obstante, las cosas son distintas y la mayoría de los chinos “están muy involucrados”, según Maree Ma, director de Vision China Times, periódico independiente con 500.000 lectores en cinco ciudades australianas con grandes comunidades chinas.

“Históricamente, diría que a muchos de nuestros lectores no les interesan demasiado las elecciones federales, la gente no conoce a los candidatos y no hay demasiados candidatos chinos. Pero esta vez notamos que la gente está muy interesada”, expresó Ma.

Wanning Sun, profesora de la Facultad de Artes y Ciencias Sociales de la Universidad de Tecnología de Sydney, dijo que WeChat es un vehículo más importante que los medios tradicionales para que los políticos cortejen el voto chino.

“Se han dado cuenta de que es una plataforma que no pueden darse el lujo de ignorar”, declaró Sun. El desafío que tienen por delante es cómo usarla efectivamente y cómo evitar ser embaucados por la oposición”.

Añadió que los laboristas comprendieron que los liberales usaron “con mucha efectividad” WeChat para hacer campaña por la banca de Chisholm, en el sector oriental de Melbourne, en las últimas elecciones del 2016.

El gobierno perdió 14 bancas en esa votación y la de Chisholm fue la única que los liberales arrebataron a los laboristas. Los dos grandes partidos postulan candidatos de ascendencia china en ese distrito para los comicios del 18 de mayo. La liberal Gladys Lui o la laborista Jennifer Yang será la primera mujer de ascendencia china elegida en la Cámara de Representantes de Australia.

La legisladora laborista Penny Wong acusó el martes al Partido Liberal de propagar noticias falsas a través de WeChat.

“Nuestro mensaje para el primer ministro es este: En Australia no nos manejamos así. Tenemos robustos debates políticos. No tenemos partidos grandes que propagan noticias falsas en esta ni en ninguna otra plataforma”.

El magnate de la industria minera Clive Palmer, líder del Partido Australia Unida, está tratando de explotar la preocupación de algunos con las inversiones chinas. Su agrupación selló un acuerdo con el Partido Liberal que mejora las posibilidades de ambos de sumar bancas en la Cámara de Representantes.

“Me opongo a los chinos porque tratan de invadir nuestro país, destruir nuestras industrias y apoderarse de todo”, declaró Palmer a la Australian Broadcasting Corp. el miércoles. Se da a Palmer buenas posibilidades de conquistar una banca en el Senado tras invertir su propio dinero en su campaña.

Ma afirma que los dos temas más importantes para sus lectores son la economía y la relación de Australia con China, su socio comercial más importante.

Los inmigrantes chinos tradicionalmente han votado por los laboristas, comentó. Pero acotó que ahora parecen estar volcándose hacia los conservadores.

Las encuestas indican que los laboristas saldrían victoriosos.