JERUSALÉN (AP) — Fuerzas especiales israelíes que perseguían a los asesinos de un rabino asaltaron una casa en Cisjordania antes del amanecer del jueves, donde mataron a un palestino en un tiroteo en el que resultaron heridos dos agentes israelíes, uno de ellos grave, según las autoridades.

La redada puso fin a una operación de policía y Ejército para dar con el sospechoso de un tiroteo desde un coche este mes, en el que murió un rabino de un asentamiento israelí en Cisjordania, indicó el portavoz policial Micky Rosenfeld.

Un palestino murió baleado y otro hombre fue detenido en la redada en Jenin, Cisjordania, dijo Rosenfeld.

Medios israelíes identificaron al sospechoso abatido como Ahmed Jarrar, activista del grupo armado islamista Hamas.

Familiares de Jarrar dijeron que fuerzas israelíes habían derribado con excavadoras tres casas pertenecientes a parientes del sospechoso y dañaron una cuarta en el proceso.

La madre del fugitivo, Khitam, dijo a The Associated Press que había oído “un largo tiroteo” fuera de su casa el miércoles por la noche y que fuerzas israelíes les habían ordenado a ella y a otras personas que salieran de la casa.

Khitam Jarrar vio un cadáver en el jardín delantero cuando salió y preguntó a las tropas quién era, pero no contestaron. Su hijo había salido de la vivienda familiar 30 o 40 minutos antes del inicio de la redada, señaló, y aún no sabía si estaba muerto o no.

El Ministerio palestino de Salud identificó más tarde al hombre fallecido como Ahmed Ismail Jarrar.

El hijo de Khotam se llama Ahmed Nasser Jarrar. Residentes en Jenin dijeron que Ahmed Nasser Jarrar era el fugitivo de Hamas, y el hombre muerto era su primo.

Los soldados lanzaron cohetes contra la casa y después la derribaron con topadoras tras haberla evacuado, indicó Khitam Jarrar. Otras dos viviendas propiedad de los tíos de Ahmed fueron derribadas y una tercera sufrió daños, según parientes.

Medios israelíes dijeron que los palestinos habían arrojado bombas caseras, bloques de concreto y piedras a los soldados, que emplearon gases lacrimógenos, balas de goma y munición real. Rosenfeld dijo que dos policías habrían resultado heridos, uno de ellos de gravedad.

La operación terminó el jueves por la mañana, según el ejército.

El Ejército israelí había lanzado una operación de búsqueda tras la muerte del rabino Raziel Shevah, de 35 años, que recibió varios disparos desde un vehículo en marcha cuando conducía en Cisjordania, donde vivía.

El ataque ocurrió cerca de Havat Gilad, un puesto avanzado cerca de Nablús donde vivía Shevah. La aislada comunidad de unos cientos de israelíes se encuentra en el corazón de Cisjordania.

___

El periodista de Associated Press Mohammed Daraghmeh en Ramala, Cisjordania, contribuyó a este despacho.