AP NEWS
Related topics

China detuvo a 13.000 “terroristas” en Xinjiang desde 2014

March 18, 2019
En esta imagen de archivo, tomada el 4 de noviembre de 2017, agentes de seguridad uigures patrullan por las inmediaciones de la mezquita Id Kah, en Kashgar, en la región de Xinjiang, en el oeste de China. (AP Foto/Ng Han Guan, archivo)

BEIJING (AP) — China arrestó a cerca de 13.000 personas a las que califica de terroristas y desarticuló cientos de “bandas terroristas” en Xinjiang desde 2014, dijo el gobierno en un reporte publicado el lunes que busca contrarrestar las críticas a sus campos de internamiento y otras medidas de seguridad opresivas en la región de tradición islámica.

El extenso informe apuntó que los esfuerzos gubernamentales han frenado el extremismo religioso, pero ofreció pocas pruebas de los presuntos delitos. La región del extremo noroccidental del país está cerrada para los forasteros, pero exresidentes y activistas en el extranjero dijeron que las simples expresiones de identidad musulmana son castigadas.

Las críticas hacia Beijing por el internamiento de aproximadamente un millón de uigures y miembros de otras minorías étnicas predominantemente musulmanas, han aumentado recientemente. China describe los campos como centros de formación profesional y señala que la participación es voluntaria. Pero exdetenidos alegan que fueron retenidos en condiciones abusivas, obligados a renunciar al islam y a jurar lealtad al gobernante Partido Comunista.

Los campos crecieron en los dos últimos años a una velocidad extraordinaria y a gran escala, según imágenes satelitales. China mantiene una presencia de seguridad masiva en Xinjiang y los esfuerzos para verificar de forma independiente las denuncias de activistas uigures se bloquean de forma rutinaria.

El reporte apuntó que la “desradicalización en base a la ley” en Xinjiang ha frenado el aumento y expansión del extremismo religioso.

De acuerdo con el documento, las autoridades desarticularon 1.588 bandas terroristas y detuvieron a 12.995 terroristas desde 2014. En este periodo se han incautado además 2.052 artefactos explosivos y más de 30.000 personas fueron castigadas por participan en cerca de 5.000 “actividades religiosas ilegales”, agregó. Además, se retiraron 345.229 copias de “materiales publicitarios religiosos ilegales”.

Durante décadas, el gobierno central ha intentado suprimir el sentimiento independentista en la región, alimentando en parte por la frustración ante la llegada de migrantes de la mayoría china han. Las autoridades de Beijing sostienen que los extremistas están vinculados a grupos terroristas extranjeros, pero han ofrecido pocas evidencias que respalden su afirmación.

Pese a las diferencias religiosas, lingüísticas y culturales de la región con el resto del país, China dice que Xinjiang forma parte de su territorio desde la antigüedad.

Expertos y activistas uigures creen que los campos forman parte de una agresiva campaña gubernamental para erosionar las identidades de grupos de Asia Central que consideraban que la región era su hogar antes de la llegada de oleadas de migrantes han en las últimas décadas.