TAIPÉI, Taiwán (AP) — El primer tifón del año en Taiwán dejó 81 heridos y localidades costeras inundadas, mientras la isla se preparaba para una segunda tormenta tropical el domingo.

El vendaval volteó motocicletas y arrojó cristales rotos contra la gente, según el Centro de Operaciones de Emergencia.

El tifón Nesat tocó tierra el sábado por la noche en la costa nordeste de Taiwán con unos vientos máximos sostenidos de 137 kilómetros (85 millas) por hora y ráfagas de hasta 173 kph (107 mph), según la oficina meteorológica nacional.

Todos los heridos menos dos eran leves, según un empleado del centro de operaciones.

El tifón también dejó tiendas y calles del condado agrícola de Pingtung sumergidas en agua turbia hasta la altura de la rodilla, tras descargar unos 600 milímetros (23,6 pulgadas) de lluvia.

Más de 10.000 personas, principalmente en el sur, fueron evacuadas antes del tifón y 1.612 seguían en refugios el domingo por la mañana.

El tifón atravesó Taiwán y alcanzó la provincia china de Fujian, en el sureste del país, a las 7 de la mañana del domingo como una tormenta tropical menos severa, según las autoridades.

Taiwán, por su parte, volvía a estar en alerta ante la llegada de una segunda tormenta tropical, que se esperaba tocara tierra el domingo por la noche.

Taiwán, China, Japón y Filipinas suelen ver tifones desde junio a noviembre. El más mortal en Taiwán desde 2000 fue el tifón Morakot, que provocó aludes de tierra que mataron a 680 personas en 2009.