LONDRES (AP) — Resultado final: el norte de Londres 9, Merseyside 3.

Liverpool y Everton tuvieron un domingo de pesadilla en la Liga Premier tras sufrir aplastantes derrotas ante Arsenal y Tottenham.

El chileno Alexis Sánchez fue uno de los cinco autores de los goles en el 5-2 que Arsenal le endosó a Everton en su feudo de Goodison Park, resultado que dejó al técnico Ronald Koeman en la cuerda floja.

Harry Kane firmó un doblete ante 80.000 aficionados, la concurrencia más grande en la historia de la Premier, en el 4-1 que Tottenham le propinó a Liverpool en el estadio Wembley.

“Lo suyo es increíble, es uno de los mejores delanteros del mundo”, dijo Mauricio Pochettino, el técnico argentino de Tottenham.

La victoria permitió a los “Spurs” alcanzar a Manchester United en el segundo puesto, y situarse a cinco puntos del líder Manchester City.

Juergen Klopp se había ilusionado con darle a Liverpool su tercer título liguero desde 1990. Eso pinta como poco probable para el entrenador alemán, en su tercera campaña al mando de los “Reds”.

Liverpool ha encajado 16 goles en nueve partidos ligueros, su peor arranque en 53 años, rezagado a 12 puntos del City.

Tottenham empieza a sentirse a gusto en Wembley, su cancha temporada, aunque le tocó un Liverpool muy blando en defensa. El central Dejan Lovren fue reemplazado a la media hora, cargando la culpa en los primeros dos goles.

Con los tantos de Kane y Son Heung-min en un lapso de cuatro minutos, Tottenham se puso al frente antes del cuarto de hora.

Liverpool descontó a los 24 minutos mediante el gol del egipcio Mohamed Salah, pero fue un mero espejismo. Dele Alli restableció la diferencia en la agonía del primer tiempo y Kane marcó el cuarto a los 56 minutos.

Arsenal supo revertir el marcador adverso tras el tempranero gol de Wayne Rooney para obtener su primera victoria como visitante esta temporada en la Premier.

Nacho Monreal, Mesut Oezil, Alexandre Lacazette, Aaron Ramsey y Sánchez metieron los goles de Arsenal.

La derrota compromete la continuidad de Ronald Koeman como técnico de Everton, sumido en la zona de descenso.

El panorama es sombrío para Everton, sin victorias en sus últimos cinco partidos. Solo ha cosechado ocho puntos en nueve partido, con apenas seis goles en la liga.

"Lo ignoro”, dijo el holandés Koeman a Sky Sports cuando se le preguntó si podría ser despedido. “Le he dicho a los jugadores que creo en ellos. Pero si lo que hay es negativo, y todos están en eso en este momento, son decisiones no están bajo mi control”.

Everton no luce como el equipo que se gastó 150 millones de libras (198 millones de dólares) en fichar nuevos jugadores durante el verano.

Ni siquiera el que Rooney anotara a los 12 minutos, con una definición que hizo recordar el gol que le marcó a Arsenal cuando tenía 16 años, sirvió para espolear a Everton.

“Llevamos nueve partidos en la Premier y jugamos contra los primeros cinco de la pasada temporada, pero esto no es lo ideal para Everton”, indicó Koeman.

Arsenal niveló poco antes del descanso con el tanto del español Monreal. Mesut Ozil metió el segundo a los 53, Lacazette aumentó a los 74 — luego que el volante de Everton Idrissa Gueye fue expulsado — y Ramsey rubricó el cuarto a los 90.

Oumar Niasse descontó sobre la hora tras una desatención defensiva, pero Sánchez puso cifras definitivas.