RÍO DE JANEIRO (AP) — La legislatura del estado de Río de Janeiro votó el viernes a favor de dejar en libertad a tres legisladores que habían sido encarcelados por una pesquisa sobre corrupción.

La decisión seguramente provocará el enojo de los residentes del estado brasileño. Río de Janeiro se encuentra en medio de una crisis fiscal apenas un año después de que albergó los Juegos Olímpicos de 2016.

Una importante causa de la crisis ha sido la corrupción generalizada del gobierno, que ha agotado las arcas estatales y ha hecho que los residentes se vuelvan desconfiados.

Mientras los legisladores analizaban el tema, la policía afuera del inmueble lanzó gas lacrimógeno a los manifestantes que intentaban pasar por encima de las barreras que rodeaban el edificio.

Los legisladores votaron 39-19 para revocar las órdenes de cárcel para los legisladores Jorge Picciani, Paulo Melo y Edson Albertassi. Picciani es el presidente de la legislatura.

Los tres fueron encarcelados el jueves bajo órdenes de un tribunal federal en medio de una investigación sobre corrupción, lavado de dinero y evasión de impuestos.