WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump usó el lunes su propio lenguaje en clave al llamar “Pocahontas” a la senadora Elizabeth Warren durante un evento en la Casa Blanca programado para honrar a los héroes de guerra indígenas estadounidenses.

“Ustedes estaban aquí mucho antes que cualquiera de nosotros”, dijo Trump durante el tributo a tres veteranos Navajo de la Segunda Guerra Mundial. Y después añadió sin mencionar a Warren: “Nosotros tenemos a una representante en el Congreso que, dicen, estuvo aquí hace mucho tiempo. La llaman Pocahontas. Pero ¿saben algo? Ustedes me caen bien”.

De hecho, Trump comenzó a utilizar repetidamente el sobrenombre para referirse a la senadora por Massachusetts durante la campaña presidencial de 2016, y nuevamente como mandatario, de manera más reciente en un tuit del 3 de noviembre.

Líderes indígenas estadounidenses han dicho que los ataques previos de Trump a Warren son ofensivos y de mal gusto. Algunos demócratas han dicho que el apodo es racista.

Las declaraciones de Trump ocurrieron mientras estaba de pie frente al retrato del presidente Andrew Jackson, el cual colgó en la Oficina Oval en enero. Trump admira el populismo del séptimo mandatario en la historia del país. Pero a Jackson también se le recuerda por promulgar la Ley de Traslado Forzoso de Indios de 1830, con la que se le despojó de sus tierras a la Nación Cherokee en un evento conocido como el “sendero de lágrimas”.

La Nación Navajo insinuó que la declaración de Trump del lunes fue un ejemplo de “falta de sensibilidad cultural” y decidió mantenerse al margen de “la actual disputa entre la senadora y el presidente Trump”.

“Todas las naciones indígenas aún luchan en contra de las referencias desconsideradas a nuestro pueblo. Los prejuicios que enfrentan los indígenas estadounidenses son un desafortunado legado histórico”, dijo el presidente de la Nación Navajo, Russell Begaye, a través de un comunicado. Añadió que la Nación Navajo sigue sintiéndose honrada por el reconocimiento a los codificadores en la Casa Blanca.

Al preguntarle sobre las críticas a las declaraciones de Trump, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo que “sin lugar a dudas no era la intención del presidente” emitir un insulto racial.

Pero el comentario es el más reciente en una larga lista de declaraciones por parte de Trump sobre personas de grupos étnicos y raciales en específico. Al anunciar su improbable campaña presidencial en 2015, Trump dijo que muchos inmigrantes mexicanos eran violadores. Intentó prohibir el ingreso de migrantes de ciertos países de mayoría musulmana. También fue criticado por lo que algunos describen como un envío lento de ayuda federal a Puerto Rico tras el paso de dos huracanes. Trump también indignó a algunos en octubre pasado al aparentemente burlarse del nombre del territorio estadounidense — “Puerrrto Rico” — durante un evento para la comunidad puertorriqueña en la Sala Este.

Los presentes el lunes en la Oficina Oval no tuvieron alguna reacción visible a los comentarios de “Pocahontas”. Pero Warren y otros demócratas no tardaron en responder.

“Se suponía que sería un evento para honrar a héroes, a personas que lo dejaron todo en la línea por nuestro país, quienes, gracias a su increíble trabajo, salvaron incontables vidas de estadounidenses y de nuestros aliados”, dijo Warren en una entrevista con MSNBC. “Es sumamente desafortunado que el presidente de Estados Unidos ni siquiera pueda concluir una ceremonia en honor a estos héroes sin emitir un insulto racial”.

___

Kellman está en Twitter como: http://www.twitter.com/APLaurieKellman