AP NEWS
Related topics

Se empiezan a palpitar las elecciones del 2020 en EEUU

November 19, 2018

La senadora Elizabeth Warren, posible candidata demócrata a la presidencia en el 2020, hablando en la Universidad Brown de Providence, Rhode Island, el 7 de noviembre del 2018. Las elecciones de mitad de término del martes dejaron importantes enseñanzas con miras a las presidenciales de dentro de dos años. (Bob Breidenbach/The Providence Journal via AP, Pool)

NUEVA YORK (AP) — Nadie anunció su candidatura a la Casa Blanca todavía, pero ya se libran contiendas solapadas en los estados alrededor de Nuevo Hampshire, escenario de la primera primaria con miras a las elecciones presidenciales del 2020.

Se espera que apenas pasado el Año Nuevo haya una andanada de anuncios y que hasta cinco candidatos de renombre sean precisamente de esos estados de la zona de Nueva Inglaterra, incluidos los senadores Elizabeth Warren, de Massachusetts, y Bernie Sanders, de Vermont. Ambos están reclutando personal y cortejando activistas y funcionarios.

Al mismo tiempo, “tapados” como el senador Cory Booker tratan de ganar presencia en el estado, que desempeña un papel preponderante en las primarias demócratas.

Booker por ahora no ha dicho si se postulará, pero ya cuenta con el respaldo de quien fuera codirector de la campaña de Barack Obama en Nuevo Hampshire, Jim Demers.

Algunos demócratas de relieve de Nuevo Hampshire especulan que esa primara podría producir dos vencedores: alguien de Nueva Inglaterra y otro de afuera.

Históricamente, ningún estado ha incidido más que Nuevo Hampshire en las primarias. Allí tiene lugar la primera contienda interna después de la asamblea partidaria de Iowa y se dice que para tener esperanzas de lograr la candidatura, un postulante debe ganar Nuevo Hampshire o tener un desempeño mejor del que se esperaba, lo que asegura mayor apoyo político y financiero para el agotador maratón por delante, con votaciones en todos los estados.

“Bien puede haber dos primarias en una: una batalla entre vecinos y otra entre los demás”, opinó Terry Shumaker, un importante patrocinador de Bill y Hillary Clinton en las campañas de Nuevo Hampshire.

La historia indica que la geografía cuenta.

Casi todas las veces que alguien de Nueva Inglaterra compitió en las primarias de Nuevo Hampshire desde John F. Kennedy en 1960, la ganó. Y todos menos dos terminaron quedándose con la candidatura presidencial.

Nuevo Hampshire dio victorias al gobernador de Massachusetts Michael Dukakis, a los senadores del mismo estado Paul Tsongas y John Kerry, y a Sanders, que superó a Hillary Clinton en el 2016.

Kerry no descarta volver a postularse. Y el ex gobernador de Massachusetts y el representante del mismo estado Seth Moulton analizan la posibilidad de hacerlo.

Asesores de los cinco, que hablaron bajo la condición de anonimato por tratarse de discusiones privadas, reconocieron que sus presentaciones eran al menos posibles, si no probables.

Sanders, de 77 años, piensa presentarse en 2020, dijo un asesor. Prevé tomar la decisión definitiva antes de Navidad, aunque solo se espera un anuncio para después de Año Nuevo.

El equipo de Sanders mantiene contactos con el personal de la campaña anterior y su amplia base de apoyo en Nuevo Hampshire y otros estados, además de algunos que respaldaron a Clinton. Si decide presentarse, su equipo considera que Sanders empieza con ventaja sobre cualquier otro candidato en Nuevo Hampshire.

Warren no estuvo en Nuevo Hampshire antes de las elecciones de mitad de mandato, pero envió discretamente a varios colaboradores a ayudar a los demócratas allí y encabezó al menos un evento de recaudación de fondos para el Partido Demócrata de Nuevo Hampshire en Boston. Llamó a unos 150 candidatos demócratas, tanto ganadores como perdedores en las elecciones del 6 de noviembre, incluso a varios de Nuevo Hampshire.

Warren de 69 años, difícilmente hará un anuncio antes de que el Congreso apruebe un nuevo proyecto de gastos a principios de diciembre para evitar un cierre del gobierno.

AP RADIO
Update hourly