AP NEWS
Related topics

Venezuela aparca crisis política en la Copa América

June 28, 2019
El técnico de Venezuela Rafael Dudamel se presenta a un entrenamiento de la selección en Río de Janeiro, Brasil, el miércoles 26 de junio de 2019. Venezuela juega contra Argentina en los cuartos de final de la Copa América, el 28 de junio. (AP Foto/Leo Correa)

RÍO DE JANEIRO (AP) — Atrás han quedado las tensiones que parecían amenazar la continuidad de Rafael Dudamel como técnico de Venezuela.

Dudamel estuvo muy cerca de su puesto por motivos políticos luego de la victoria 3-1 ante Argentina en un amistoso en Madrid. Un día antes de volver a enfrentar a Lionel Messi, ahora en los cuartos de final de la Copa América, Dudamel se expresó más relajado sobre su propio futuro pese a su inquietud por los problemas en el país.

Hace tres meses, Dudamel amenazó con renunciar luego que el embajador de su país en Madrid que respondía al líder opositor Juan Guaidó publicó una imagen de su encuentro con el técnico y jugadores tras el partido en España. Las imágenes fueron usadas con fin político como muestra del respaldo de los futbolistas a la oposición contra el presidente venezolano Nicolás Maduro.

Dudamel fue persuadido para seguir como entrenador por directivos de la federación venezolano. Uno de ellos es Pedro Infante, ministro de deportes en el gobierno de Maduro. Para poner fin a la crisis, Dudamel dijo que se reunión con representantes de Maduro en España para asegurar que solo trabaja para la selección de Venezuela.

Cuando la Vinotinto avanzó a los cuartos de final de la Copa América, tanto Maduro como Guaidó, quien es reconocido como presidente interino por Estados Unidos y otras naciones, felicitaron al técnico y a los jugadores por el logro. Ninguno trató de capitalizar el éxito de la selección para sus propios fines, como en el pasado.

Consultado el jueves si el partido contra Argentina el viernes en el estadio Maracaná podría suscitar alguna consecuencia política, Dudamel dijo que la situación es muy distinta a la de marzo en Madrid.

“El ambiente siempre ha sido de un gran respeto”, dijo Dudamel en una rueda de prensa el jueves. “Han entendido los que hacen política que la selección es un espacio diferente para construir el país, unir a nuestro pueblo. De allí en adelante todo ha sido mejor”.

Los jugadores venezolanos han evitado hablar sobre temas políticos en el torneo. Sentado al lado de Dudamel, el volante Yeferson Soteldo declinó responder a preguntas sobre la crisis política. Pero algunos han usado sus redes sociales para criticar a Maduro, entre ellos su principal figura, el delantero José Salomón Rondón.

Dudamel, en cambio, se enfoca en derribar a Argentina a Messi. Una victoria en el Maracaná podría marcar un hito en el fútbol venezolano.

“Desde afuera, podría ser el partido más importante de nuestra historia”, dijo Dudamel. “Pero nosotros no estamos para darle esa repercusión. Estamos para valorar nuestras buenas sensaciones hasta ahora y nuestra línea ascendente. Pero sentimos, con mucho respeto, que podemos llegar a las semifinales”.

Ganarle a la Albiceleste emularía la mejor campaña venezolana en una Copa América, el pase a las semifinales en la edición de 2011 que se jugó en Argentina.

Su actuación en Brasil 2019 confirma que han dejado de ser el seleccionado más débil de Sudamérica y su proyección promete para más tras haber quedado subcampeón del Mundial Sub20 en 2017. La gran deuda es clasificarse por primera vez en un Mundial de mayores, y Qatar 2022 es el máximo objetivo para Dudamel.

“El equipo es consciente de la dimensión del partido del viernes”, subrayó Dudamel. “Independientemente de las especulaciones sobre las actuales realidades de ambas selecciones, valoramos al rival por su capacidad individual y su nivel competitivo y ello nos invita a aprovechar esta gran ocasión para seguir escalando posiciones en el fútbol sudamericano y mundial”.

“Para llegar al nivel de las grandes selecciones sudamericanas nos falta mucho, pero vamos acortando mucho la distancia por la calidad de nuestros futbolistas”, añadió.

También destacó que el triunfo en Madrid no sirve de parámetro para el viernes en Río de Janeiro. Otros dos empates que sacaron ante los argentinos en las últimas eliminatorias mundiales y la crisis de juego que desespera al equipo de Messi también avivan la posibilidad de dar el gran golpe.

“Mañana es un partido diferente, la realidad de cada selección es distinta”, afirmó Dudamel. “Nuestro momento es muy bueno y mucho mejor que en eliminatorias y en Madrid”.

___

Más de la cobertura de Deportes de AP en https://apnews.com/apf-Deportes

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.