AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Sánchez gana 1er oro en boxeo femenino para Argentina

August 2, 2019
La argentina Leonela Sáncez posa con la medalla de oro y una figura de Milco, la mascota de los Juegos Panamericanos, luego de conquistar el oro en el boxeo, división gallo, el juves 1 de agosto de 2019, en Lima (AP Foto/Silvia Izquierdo)
La argentina Leonela Sáncez posa con la medalla de oro y una figura de Milco, la mascota de los Juegos Panamericanos, luego de conquistar el oro en el boxeo, división gallo, el juves 1 de agosto de 2019, en Lima (AP Foto/Silvia Izquierdo)

LIMA (AP) — Una medalla inédita en el boxeo panamericano para Argentina e impulsada por el amor de una madre.

La argentina Leonela Rosa Sánchez se impuso el jueves a la brasileña Jucielen Cerqueira (9-10, 10-9 y 10-9) para alzarse con la medalla de oro en la división de los pesos gallo (54-57 kilogramos) del boxeo de los Juegos Panamericanos.

Es la segunda presea que se celebrará en la familia, pues su hermana Dayana ganó plata hace cuatro años en Toronto en la categoría de los 60 kilogramos. Dayana, de 26 años y uno mayor que Leonela, estará el viernes en la final de esa división de las ligeras.

Las dos argentinas se apoyan y alientan mutuamente. Ambas debieron luchar contra la negativa de su padre Hugo a que fueran boxeadoras. Debieron también escapar de los peligros de su barrio en Argentina.

Pero la gran artífice de todo esto es en gran medida doña María Rosa, la mamá de ambas peleadoras oriundas de la provincia de Córdoba.

Leonela lloró sin cesar cuando un periodista de su país le pasó por el teléfono a su madre desde Argentina, luego de la ceremonia de premiación.

“Tú eres mi fuerte. Te amo. Te quiero mucho”, le dijo entre lágrimas a María Rosa. “Te extrañaba y me dijiste que buscara el sueño”.

Su hermana Dayana y los demás integrantes del equipo de boxeo presenciaron la pelea.

Sánchez ya había vencido a la brasileña un par de veces antes, pero la argentina dijo que no se confiaba. El jueves, además, amaneció tosiendo y con dolor en la garganta, pero ello no fue impedimento para salir airosa del cuadrilátero.

“No fue la pelea que quise que se hiciera, pero bueno, apreté y fue para adelante. En el momento en que había que retroceder lo hice”, señaló. “Creo que me faltó un poquito el aire, pero más allá de eso me bloqueé, creo que fueron los nervios, pero escuché mucho el rincón y yo sabía que tenía un 80% de la pelea ganada, así que en el tercero me tranquilicé”.

¿Cómo se siente con ser la primera campeona panamericana para su país?

“No encuentro las palabras, estoy demasiado contenta”, respondió. “La verdad que significa un montón, le apuntamos muchísimo a esto”.

La argentina dijo que competirá próximamente en el mundial de Rusia y que luego buscará su clasificación a Tokio 2020. Piensa también en el profesionalismo, pero quiere ir paso a paso. De momento, afirmó que no le importa si le ataca con todo la gripe y la fiebre, pues logró lo que quería.

Y lo que le prometió a su madre y hermana.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.