LISBOA (AP) — Las autoridades portuguesas allanaron la sede de Benfica como parte de una investigación por corrupción de parte de funcionarios del club de fútbol.

El equipo indicó que coopera plenamente con las autoridades.

La redada se produjo después que la prensa portuguesa reportó que el asesor legal del Benfica, Paulo Goncalves, fue detenido tras ser imputado de obstrucción de la justicia.

El club indicó que confía que Goncalves podrá demostrar su inocencia en el proceso judicial.

La fiscalía dijo que el presidente del equipo, Luis Filipe Vieira, es parte de una pesquisa por corrupción.