AP NEWS
Related topics

Rousseff viaja al extranjero para mejorar imagen política

April 14, 2018

ARCHIVO- En esta fotografía del 24 de abril de 2017 se muestra a la ex presidenta de Brasil Dilma Rousseff durante una conferencia de prensa en la Ciudad de México. En 2018, Rousseff viajará a España y California para exponer su caso y con la esperanza de atraer simpatizantes en el extranjero. (AP Foto/Marco Ugarte, Archivo)

SAO PAULO (AP) — Han sido unos años duros para el izquierdista Partido de los Trabajadores de Brasil. Primero, la presidenta Dilma Rousseff fue destituida de la oficina presidencial. Luego, un escándalo sobre corrupción que ha derrocado a otros importantes funcionarios tuvo consecuencias hasta en el fundador del partido, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien fue arrestado hace unas semanas pese a que lidera las encuestas de cara a los comicios de octubre.

Ahora, Rousseff se dirige al extranjero para plantear su caso a las audiencias de España y California. Expondrá que los problemas del partido al que pertenece son indicios de que las fuerzas autoritarias están ganando un peligroso poder en Brasil, el país más grande de Latinoamérica.

“En un momento en el que Brasil está tan polarizado como lo está, puede ser difícil convencer a las audiencias locales”, dijo Matthew Taylor, profesor asociado de la Facultad de Servicio Internacional de la American University en Washington. “Viajar al extranjero y hablar en ubicaciones importantes envía un mensaje de que tu mensaje está siendo escuchado y entendido y hasta cierto punto alcanza una legitimidad”.

Antes de que fuera encarcelado el 7 de abril, Lula realizó mítines en grandes ciudades y pequeños poblados de Brasil para denunciar su sentencia como motivada políticamente y plantear la posibilidad de que tanto él como el Partido de los Trabajadores regresaran al poder.

En esa clase de eventos donde Lula florece: es un orador informal y cautivante que teje metáforas vívidas y cuenta chistes para expresarse y desacreditar a sus rivales.

Los eventos atrajeron a los partidarios del partido, pero también provocaron protestas. La caravana del expresidente incluso fue baleada. Además, expusieron las profundas divisiones en Brasil, que parece estar fraccionado en dos ramas: los fieles a Lula y los detractores de Lula.

La reputación de Rousseff en casa parece haber mejorado desde su destitución, tanto que incluso algunos de la derecha consideran que fue un error, de acuerdo con Mauricio Santoro, quien es profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Estatal de Río de Janeiro. En gran parte, se debe a la frustración con su incluso sucesor, el presidente Michel Temer, quien es aún más impopular.

Rousseff hablará en Berkeley e lunes, en Stanford el martes y en San Diego el miércoles.

___

DiLorenzo está en: https://twitter.com/sdilorenzo

AP RADIO
Update hourly