MADRID (AP) — Miles de catalanes salieron a las calles de Barcelona el domingo para exigir que los legisladores regionales formen un gobierno que continúe con el movimiento de independencia de Cataluña.

La manifestación fue organizada por el grupo de base a favor de la independencia, la Asamblea Nacional Catalana, bajo la frase: “¡República ahora!”.

Los líderes separatistas de la región no lograron declarar la independencia de Cataluña en octubre debido a que violaban la Constitución de España.

Los partidos a favor de la secesión todavía representan una ligera mayoría en el Parlamento luego de los comicios de diciembre, convocados por el gobierno central español. Sin embargo, se han estancado en prolongadas negociaciones para formar un nuevo gobierno.

“Lo que estamos haciendo hoy es tomar las calles como ciudadanos para exigir que la república por la que votamos en octubre continúe”, dijo Agusti Alcoberro, organizador de la manifestación.

Las encuestas muestran que los catalanes están divididos sobre la independencia de la próspera región de España.

Por otra parte, una exconsejera catalana fugitiva anunció el sábado que se ha mudado a Escocia desde Bélgica, a donde había huido de una investigación judicial española sobre el intento de secesión de Cataluña.

Clara Ponsatí, exconsejera catalana de Educación, dijo que volvía como profesora a la Universidad de St. Andrews. La exconsejera aparecía como miembro del profesorado de la Escuela de Economía y Finanzas en el sitio web de la universidad escocesa.

Ponsatí había estado en Bélgica desde que huyó de España junto con el expresidente regional Carles Puigdemont y otros tres miembros del antiguo gobierno, tras un intento infructuoso de declarar la independencia de la región. Desde entonces ha renunciado a su escaño en la cámara regional.

La exconsejera y los demás líderes separatistas enfrentan órdenes de arresto si regresan a España.

Una orden internacional de arresto se emitió para los cinco líderes separatistas, pero un juez español la retiró más tarde. Sin embargo, la orden puede reactivarse.