LONDRES (AP) — El Chelsea se llevó un susto mayúsculo ante el Norwich en la Copa de la FA, pero terminó imponiéndose el miércoles por penales, tras recibir un tanto en los descuentos del tiempo regular y quedarse con dos hombres menos por expulsión.

El arquero argentino Willy Caballero realizó una atajada clave y Eden Hazard convirtió el penal decisivo para que los “Blues” se impusieran por 5-3 en la tanda que definió este encuentro de la tercera ronda. Chelsea, finalista del certamen el año pasado, sufrió durante este partido de desempate ante un conjunto de la segunda división.

“No fue nuestro mejor partido de la temporada”, indicó Hazard.

Pareció que el triunfo sería más cómodo para Chelsea, luego que Michy Batshuayi anotó a los 55 minutos, conjurando una sequía de goles del club londinense, la cual se prolongó a más de cinco horas y media.

Sin embargo, Norwich igualó prácticamente en la última oportunidad del tiempo regular. Timm Klose envió un centro desde la izquierda y Jamal Lewis se escapó de Davide Zapacosta para acudir a la cita con el balón y enviarlo con la cabeza hacia las redes.

Imperó la confusión en el comienzo del alargue, cuando Willian, mediocampista brasileño del Chelsea, fue amonestado luego que el árbitro consideró que había fingido una falta de Klose. No quedó claro si el silbante tomó su decisión amparado en el videoarbitraje, que se ha puesto a prueba en los torneos de copa en Inglaterra.

Y ello disgustó al técnico del Chelsea, Antonio Conte.

“Si queremos mejorar, tenemos que esperar a verificar con la persona que está mirando el partido y ver si esa persona está segura al 100% de que se trata de una simulación”, señaló el estratega italiano. “Fue un penal sobre Willian y fue un error grave. Para evitarlo, hay que llamar al árbitro y decirle ‘mira, tal vez esta situación es dudosa, será mejor si vas y la revisas’”.

Chelsea finalizó con nueve jugadores, tras dos tarjetas rojas en los últimos cuatro minutos.

El español Pedro Rodríguez recibió una segunda tarjeta amarilla por cometer una falta. Su compatriota Álvaro Morata se llevó una amonestación por dejarse caer y otra por sus protestas.

Conte protestó ante el cuerpo arbitral mientras los dos conjuntos se preparaban para la serie de penales. En ésta, los locales convirtieron sus cuatro disparos. La atajada de Caballero al tiro del portugués Nelson Oliveira resultó clave.

También el miércoles, el Wigan de la tercera división goleó 3-0 al Bournemouth de la Premier, para avanzar sorpresivamente. Chocará con el West Ham en la cuarta ronda.

Swansea superó 2-1 a Wolverhampton, líder de la segunda categoría, en otro encuentro de desempate. Visitará a Notts County en la siguiente fase.