AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

McIlroy sabe que este Abierto Británico no es como otros

Por DOUG FERGUSONJuly 17, 2019
El norirlandés Rory McIlroy camina por el green del quinto hoyo durante una ronda de prácticas antes del inicio del Abierto Británico en el Royal Portrush, en Irlanda de Norte, el miércoles, 17 de julio del 2019. (AP Foto/Peter Morrison)
El norirlandés Rory McIlroy camina por el green del quinto hoyo durante una ronda de prácticas antes del inicio del Abierto Británico en el Royal Portrush, en Irlanda de Norte, el miércoles, 17 de julio del 2019. (AP Foto/Peter Morrison)

PORTRUSH, Irlanda del Norte (AP) — En el último día de prácticas para el último grande del golf del año, Rory McIlroy soltó un disparo y comenzó a caminar hacia el green, cuando se detuvo para una rápida entrevista con Sky Sports.

Eso es normal para McIlroy en un Abierto Británico.

Los hinchas se amontonaron, creando un corredor mientras él caminaba hacia el tercer tee el miércoles. Las gradas estaban llenas para todo el hoyo, pese a nubarrones que comenzaban a oscurecer el cielo, con la promesa de más lluvia en el Royal Portrush.

No, éste no es n Abierto Británico normal _ ciertamente no para McIlroy, no importa cuánto trate de convencerse en momentos en que el campeonato más antiguo del golf regresa a Irlanda del Norte por primera vez en 68 años.

“Los mejores jugadores del mundo están aquí y no siento que soy el centro de la atención”, dijo McIlroy en una conferencia de prensa ante una congregación de reporteros mayor que la que tuvo Tiger Woods.

McIlroy no es el único oriundo de Ulster que comienza el jueves la contienda por el trofeo.

Graeme McDowell creció en Portrush y fue miembro del Rathmore Golf Club, que es propiedad de Royal Portrush y comparte los mismos campos junto al Atlántico Norte. Darren Clarke forjó su juego como juvenil en el Royal Portrush y ahora es su base.

McIlroy es diferente.

Es el campeón de cuatro majors y el número 3 en el mundo. El Royal Portrush es donde aprendió. Es donde su padre lo llevó para su 10mo cumpleaños, cuando conoció a Clarke. Es dónde mostró su potencial por primera vez a los 16 años, cuando fijó un récord para el campo de 61 golpes en el torneo Amateur de Irlanda del Norte.

“Portrush ha sido una parte muy grande _ al menos el club de golf _ de mi formación”, dijo McIlroy. “Es algo surreal que el torneo se celebre aquí”.

¿Un Open como cualquier otro?

Fue la primera vez en 159 años del Abierto Británico que los boletos tuvieron que ser comprados con antelación, incluyendo los de dos sesiones de prácticas. Eso lleva la concurrencia total para la semana a 237.500, segunda solamente del Old Course en St. Andrews.

“No puedo simplemente pretender que todo eso no está sucediendo”, dijo McIlroy. “Uno de ms mantras esta semana es tomarme tiempo y disfrutar. Esto es algo maravilloso para este país y para el gol en general. Y ser una parte importante de ello es un honor y un privilegio”.

Woods llegó después en la tarde a las prácticas, buscando afinar su swing para apenas su cuarto torneo desde que ganó el Masters. Poco después, la lluvia regresó.

“No está tan afinado como quisiera en estos momentos”, dijo.

___

Más de la cobertura de AP Deportes en https://apnews.com/apf-Deportes

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.