BUENOS AIRES (AP) — El cuerpo hallado días atrás en la vera de un río en el sur de Argentina pertenece a Santiago Maldonado, confirmó el viernes la familia del joven cuya desaparición hace más de dos meses durante un operativo de las fuerzas de seguridad conmocionó al país.

“Estamos convencidos de que es Santiago”, dijo a periodistas Sergio Maldonado, hermano de Santiago, minutos antes de ingresar a la sede de la morgue judicial en Buenos Aires, a donde fue trasladado el cuerpo para la autopsia.

Tras la autopsia, el juez Gustavo Lleral dijo a la prensa que aún no se había determinado la causa de la muerte.

“Los peritos, todos los que participaron, estuvieron de acuerdo en que no había lesiones en el cuerpo”, dijo Lleral, añadiendo que hacían falta más estudios, lo que podría llevar más de dos semanas.

El cadáver fue hallado el martes a la vera del río Chubut, a pocos metros de donde Maldonado había sido visto por última vez el 1 de agosto durante una protesta de la comunidad mapuche que fue dispersada por fuerzas federales en la provincia del mismo nombre, a unos 1.800 kilómetros al suroeste de Buenos Aires.

La justicia investiga si el joven fue víctima de una desaparición forzada a manos de la Gendarmería —policía de fronteras— tal como denunciaron testigos. Esta fuerza ha negado su responsabilidad.

El caso tuvo un fuerte impacto en la opinión pública de un país que ha atravesado la experiencia atroz de una dictadura militar (1976-1983) que se ha cobrado la vida de miles de argentinos y que todavía tiene como cuenta pendiente una reforma profunda en el accionar de sus fuerzas de seguridad.

La aparición sin vida del joven ha puesto al gobierno de Mauricio Macri frente a la primera crisis política desde que asumió en diciembre de 2015 y abre un interrogante respecto a las elecciones legislativas del próximo domingo, en las cuales los analistas auguraban un amplio triunfo del oficialismo.

“La incertidumbre sobre su paradero ha terminado. El calvario que nuestra familia inició el mismo día en que supimos de su desaparición no terminará hasta obtener Justicia”, dijo la familia Maldonado en un comunicado posterior.

Para Amnistía Internacional, este suceso “marca un día trágico para los derechos humanos y la justicia”.

“No descansaremos hasta que se haga justicia y todas las personas responsables de todos los niveles gubernamentales sean enjuiciadas," dijo Mariela Belski, directora de Amnistía Internacional Argentina.

Las autoridades por el momento no han confirmado la identidad del cuerpo, ya que se aguarda el final de la autopsia que comenzó este viernes por la mañana. No obstante, Sergio Maldonado aseguró: “pudimos mirar cuerpo, reconocimos los tatuajes de Santiago”.

“En unos días va a estar resultado final con muestras de ADN”, agregó Maldonado, quien no aceptó preguntas de los periodistas.

Santiago Maldonado, de 28 años, era un artesano y tatuador radicado en la Patagonia. El joven se solidarizó con la causa de la comunidad mapuche local, que reclama como propias vastas extensiones de tierra que son propiedad de la compañía italiana Benetton.

Un nuevo rastrillaje en la zona realizado por buzos de la Prefectura Naval arrojó el martes un resultado positivo con el hallazgo de un cuerpo con el documento de identidad de Maldonado y la misma chaqueta celeste que un testigo dijo le había prestado al joven el día que desapareció.

El descubrimiento en ese lugar —en el que anteriormente se habían realizado otros rastrillajes—generó fuertes suspicacias, sobre todo porque se produjo cerca de unas elecciones legislativas consideradas clave para el gobierno de Macri con vistas a implementar desde el Congreso una serie de reformas.

“Las circunstancias del hallazgo del cuerpo nos generan muchas dudas. Creemos que es el momento de avanzar con firmeza en la investigación y dejar trabajar sin presiones al juez (Gustavo) Lleral”, aseguró la familia en un comunicado publicado en el sitio de internet que crearon para campaña de búsqueda del hermano menor de los Maldonado.

“Necesitamos saber qué le sucedió a Santiago y quiénes son los responsables de su muerte. Todos. No sólo quienes le quitaron la vida sino los que, por acción u omisión, colaboraron en el encubrimiento y perjudicaron el proceso de búsqueda”, agregó.

Según los mapuches, Maldonado, que había participado en el corte de la ruta, fue golpeado y apresado por los gendarmes que llevaron adelante el procedimiento en la carretera. La fuerza nunca confirmó esa detención.

La desaparición del joven había generado protestas multitudinarias en demanda de su aparición y dirigentes humanitarios acusaron al gobierno de inacción y de encubrir a los gendarmes.

Desde Diego Maradona hasta Bono, líder de U2, y otras personalidades se habían sumado a la campaña “¿Dónde está Santiago?”.

Para Estela de Carlotto, líder de las Abuelas de Plaza de Mayo, el hallazgo del cuerpo de Santiago será reparador para los Maldonado.

“El desaparecido es una figura siniestra. Hasta hoy en día muchas Madres y Abuelas esperan a los desaparecidos (de la dictadura). Es una perversión tal, que felizmente Sergio no la va a sufrir. Reconoció a su hermano, lo tiene y va a poder honrarlo”, opinó la activista al canal C5N.