AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Surfistas argentinos quieren hacer olas en Tokio 2020

August 4, 2019
1 of 5
El argentino Leandro Usuna festeja tras clasificarse a la final de surf, el domingo 4 de agosto de 2019, en los Juegos Panamericanos de Lima (AP Foto/Martín Mejía)
1 of 5
El argentino Leandro Usuna festeja tras clasificarse a la final de surf, el domingo 4 de agosto de 2019, en los Juegos Panamericanos de Lima (AP Foto/Martín Mejía)

LIMA (AP) — En una playa peruana, los seguidores argentinos del surf, han agitado las banderas albicelestes esta semana, para alentar a un grupo de deportistas que buscan hacer olas en los Juegos Olímpicos del año próximo en Tokio.

Ninguno de estos surfistas se acerca siquiera a la fama de Lionel Messi. Pero es un hecho que su país se muestra cada vez más competitivo ante potencias como Australia y Estados Unidos, a un año de que el surf debute en el programa olímpico oficial en Tokio.

Entre esos surfistas figura Ornella Pellizzari, campeona latinoamericana, así como Santiago Muñiz y Leandro Usuna, bicampeones de los Juegos Mundiales de Surfing.

El domingo, Usuna se quedó con la medalla de plata en shortboard, tras caer en la final ante el peruano Luca Mesinas. Pellizzeri fue bronce en el open surf.

Desde el graderío, durante toda la semana, observó a los argentinos un compatriota, quien ayudó a que el sueño del surf olímpico se hiciera realidad.

Fernando Aguerre es presidente de la Asociación Internacional de Surf, y fue protagonista de los esfuerzos para que el deporte figure en Tokio 2020. Su labor ha sido clave también para que el surf, un deporte prohibido en Argentina a finales de la década de 1970, sea un popular pasatiempo en la actualidad.

“Tenemos olas, no son grandes, pero son olas de buena calidad. La población argentina crece y la gente se emociona con el surf”, dijo Aguerre a The Associated Press. “Es realmente increíble, porque el surf es ahora parte de la cultura del mar”.

Tanto así que la localidad de Mar del Plata, donde nacieron Aguerre, Pellizzari, Muñiz y Usuna, fue nombrada oficialmente por el congreso como capital argentina del surf en 2014.

“Fue muy especial para nosotros, porque es una de esas raras ocasiones, en que los partidos de la oposición y el gobierno votaron de forma unánime para aprobar la ley”, dijo Aguerre, quien fue también cofundador de la empresa Reef, fabricante de sandalias y equipamiento para surf. “Así que uno podría decir que el surf une a los argentinos”.

La pasión de Aguerre por el mar le fue inculcada por su madre, quien nadaba en aguas abiertas. A los 12 años, aprendió a surcar las olas con su hermano Santiago en Mar del Plata, unos 400 kilómetros (250 millas) al sureste de Buenos Aires, sobre la costa del Atlántico.

“Descubrimos que la gente se ponía de pie sobre las olas, y nos quedamos diciendo ‘¡guau!’”, rememoró. “Eventualmente, pudimos comprar nuestras primeras tablas. Y eso fue todo... Nació un romance que nunca ha terminado”.

Como en otros lugares del mundo, el surf ha debido ir a veces a contracorriente. Pero en Argentina, la brutal dictadura militar prohibió incluso este deporte en 1978. Aguerre desafió la prohibición al fundar la Asociación de Surf Argentina (ASA).

El veto se levantó finalmente en 1979, cuatro años antes del regreso de Argentina a la democracia.

En la década de 1980, cuando se mudó a California, Aguerre fue cofundador de Reef con su hermano y primer compañero en este deporte. Vendió después la participación en la empresa para concentrarse en la Asociación Internacional.

El surf se ha convertido en un deporte generador de miles de millones de dólares. Millones de personas lo practican en todo el mundo. Los argentinos se sumaron a esta fiebre gracias a las tablas más asequibles, e inspirados por las victorias de sus compatriotas.

Muñiz ganó su primer campeonato de la Asociación Internacional en 2011 y lo logró de nuevo el año pasado. Usuna obtuvo dos oros, en 2014 y 2016.

“Así que aquí tenemos a dos caballeros que en la última década han ganado cuatro campeonatos del mundo representando a la Argentina”, recalcó Aguerre. “Ello generó mucho interés, porque hay que aceptarlo, a todos les gusta tener un campeón mundial, especialmente cuando es de tu país, y el surf no era realmente un deporte tradicional de la Argentina. Muchos probablemente esperaban a un australiano o americano, las naciones que tradicionalmente ganan, y es un argentino”.

Los seguidores argentinos se entusiasmaron también el año pasado, cuando Muñiz obtuvo el oro en una playa japonesa, a unos 120 kilómetros (70 millas) del lugar donde se realizarán las competiciones en Tokio. Durante una pausa reciente en su actividad deportiva, Muñiz dijo que se enamoró de un deporte que en Argentina es ahora inherente a su ciudad natal, y que sigue creciendo.

“El surfing continúa creciendo cada vez más y más,” dijo Muñiz a la AP. “La verdad es que es muy bueno para nuestro país, para Mar del Plata para que siga creciendo cada vez más y estoy contento de ser parte de esto”.

__

_____

Más de la cobertura deportiva de AP en https://apnews.com/tag/apf-Deportes

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.