PYEONGCHANG, Corea del Sur (AP) — La hija del presidente estadounidense Donald Trump recorrió el sábado distintas instalaciones donde se llevan a cabo los Juegos Olímpicos de Invierno, una mañana después de decirle al presidente surcoreano que aprovechará su visita a Pyeongchang para pronunciarse por ejercer una “presión máxima” sobre Corea del Norte con el objetivo de que ponga fin a su programa nuclear.

Ivanka Trump, una de las asesoras más cercanas del presidente norteamericano, encabeza la delegación de su país que asistirá este fin de semana a la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos. Bajo un cielo nublado, observó el sábado por primera vez una competición deportiva en estos juegos, la final de snowboarding en la categoría de big air.

El presidente surcoreano Moon Jaein subrayó ante Trump la forma en que los Juegos Olímpicos han funcionado como vehículo de diálogo entre las dos Coreas. Añadió que Estados Unidos y Corea del Sur deberían aprovechar el ánimo actual de acercamiento entre las Coreas para buscar la eliminación del programa nuclear.

Durante un banquete a puerta cerrada, el viernes por la noche en el complejo presidencial, Moon dijo a Trump que las conversaciones sobre el tema y acerca del diálogo intercoreano deben avanzar de manera coordinada, señalo Yoon Young-chan, secretario de prensa del mandatario surcoreano, en declaraciones a la prensa.

Trump respondió instando a un esfuerzo conjunto por parte de Estados Unidos y Corea del Sur a fin de ejercer una presión máxima sobre Corea del Norte, indicó Yoon.

Las diferencias en las formas en que Estados Unidos y Corea del Sur esperan lograr la eliminación del programa nuclear del Norte fueron también evidentes durante el banquete. En sus declaraciones, Trump dijo que estaba en Corea del Sur para celebrar los Juegos Olímpicos y para ratificar el compromiso estadounidense con una “campaña de presión máxima a fin de garantizar que se desnuclearice la Península de Corea”.

El viernes, el gobierno de Donald Trump anunció sanciones contra más de 50 embarcaciones, compañías navieras y negocios comerciales, lo que aumentaría la presión sobre Corea del Norte. Funcionarios estadounidenses dijeron que Trump había hablado de las medidas con Moon antes de que se realizara el anuncio en Washington.

___

Youkykung Lee contribuyó con este despacho desde Seúl.