PARÍS (AP) — Los grandes escritores James Baldwin y Richard Wright comenzaron su disputa en torno a la obra de este último “Hijo nativo” en el Café Les Deux Magots. Miles Davis caminó junto al Sena tomado de la mano con Juliette Greco después de pasar un rato con Pablo Picasso. Josephine Baker fue idolatrada por sus actuaciones en el Theatre des Champs-Elysees.

La mayoría de los turistas se toman selfies en la Torre Eiffel, van a ver la Mona Lisa al Louvre y el Arco del Triunfo. Pero si quiere hacer algo distinto, explore la relación los afroamericanos estadounidenses con la ciudad de la luz. Varios de los intelectuales y artistas negros más prominentes de Estados Unidos se radicaron en París para escaparle al racismo de su país en el siglo 20. Y con un poco de trabajo, usted puede seguir sus pasos.

“París... Allí puedes ser lo que quieras ser. Totalmente tú”, escribió el poeta Langston Hughes, según el libro de memorias de Paule Marshal “Triangular Road” (Camino triangular).

“Nunca sentí la menor pena” tras cambiar Estados Unidos por Francia, afirmó Wright.

Cuántos de estos expatriados se sentían más a gusto en París que en su propio país es el tema de Black Paris Tours, un paseo ideado por Ricki Stevenson.

En Estados Unidos los afroamericanos lidiaban con la segregación, la violencia racial y falta de apoyo a su arte. Pero en París, tomaban vino con los surrealistas, frecuentaban bares que colaboraron con la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial y sus trabajos eran muy bien recibidos, según Stevenson. Los franceses los admiraban y les daban oportunidades, lo que llama la atención si se piensa el trato que les dieron a sus colonias africanas. Y si bien París es hoy una ciudad multiétnica, los inmigrantes de sus antiguas colonias, especialmente las norafricanas, a menudo son discriminados y blanco de manifestaciones racistas aún hoy.

Hace algunas décadas, sin embargo, los afroamericanos se sintieron bienvenidos. Freda Josephine McDonald, oriunda de San Luis, por ejemplo, vino a París como bailarina después de limpiar casas y cuidar niños para acaudaladas familias blancas en Estados Unidos. En su país le decían que era “demasiado negra”. Pero en París causó sensación con su actuación en el show La Revue Negre en el Theatre des Champs-Elysees. Con el nuevo nombre de Josephine Baker, fue una de las artistas más populares de su época.

“En París tuvo la oportunidad de hacer una vida rica, plena”, dijo Stevenson. “Algo que no hubiera podido tener en Estados Unidos”.

Cuando murió en 1975, fue enterrada con un uniforme militar francés y las medallas que recibió por su papel en la resistencia.

Hoy, uno puede ver un show en el Theatre des Champs-Elysees, visitar al restaurante preferido de Baker, La Coupole, y tomarse fotos en la Plaza Josephine Baker. Su imagen rara vez se ve en Estados Unidos, pero está por todos lados en París. Hay incluso una piscina que lleva su nombre, en una barcaza que flota en el Sena.

Y mientras que el Lenox Lounge, el famoso club de jazz de Harlem donde cantó Billie Holiday, ya cerró, clubes de jazz parisinos como el Caveau de la Huchette en el Barrio Latino siguen ofreciendo grandes dosis de swing y bebop.

Fundado en 1947, el Caveau de la Huchette fue uno de varios clubes en los que los artistas afroamericanos pudieron ganarse la vida. Allí actuaron figuras de la talla de Lionel Hampton y Art Blakey y sus Jazz Messengers. El año pasado se filmaron en el club algunas escenas de la película “La La Land”.

A la vuelta de la esquina, hay negocios de cosas viejas que venden posters de músicos de jazz negros y álbumes de vinilo difíciles de encontrar, como "The Hawk in Paris" de Coleman Hawkins.

El Café de Flore de Saint Germain des Press es famoso porque era el sitio preferido de Ernest Hemingway. Pero fue también el lugar donde James Baldwin, criado en Harlem y quien llegó a París con solo 40 dólares en sus bolsillos, escribió "Go Tell It on the Mountain" (Ve y dilo en la montaña). Hay una pequeña foto de Hemingway en el piso de arriba, pero ninguna de Baldwin.

En el café Le Select, donde se reunían los intelectuales antes de la Segunda Guerra Mundial, Baldwin terminó "Giovanni's Room" (La habitación de Giovanni), una novela sobre un estadounidense en París y su affair con un italiano.

Al recordar su temporada en París, Miles Davis una vez escribió: “Me encantó estar en París y me encantó la forma en que me trataron”.

___

Si va...

CAFE LES DEUX MAGOTS: 6 Place Saint-Germain des Pres

CAFE DE FLORE: 172 Boulevard Saint-Germain

CAVEAU DE LA HUCHETTE: 5 Rue de la Huchette

SHAKESPEARE AND COMPANY: 37 Rue de la Bucherie

BLACK PARIS TOURS: http://www.blackparistour.com/

___

Russell Contreras, miembro del equipo asignado a noticias de trasfondo étnico y racial, está en http://twitter.com/russcontreras