CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Al no llegar a un acuerdo para extender su contrato, el zaguero Oswaldo Alanís entrenará con el primer equipo de Chivas pero no participará en ningún partido del torneo Clausura mexicano, informó el miércoles el entrenador Matías Almeyda.

Alanís, un zaguero central del 28 años de edad, tiene contrato firmado por seis meses más con el Guadalajara, que le ofreció firmar una extensión hasta diciembre pero el jugador la rechazó.

"Yo necesito jugadores que quieran estar, la decisión de Oswaldo es tomar otro rumbo y por eso no ha aceptado los seis meses que le dieron para firmar", dijo el "Pelado" Almeyda en rueda de prensa. "Hay una decisión tomada por el jugador y la respeto, puedo estar de acuerdo o no pero la respeto y le deseo lo mejor".

Alanís, quien fichó con el Guadalajara en el verano del 2015, ha sido citado en 20 ocasiones con la selección mexicana, incluyendo una participación en la Copa Confederaciones del año pasado y era considerado uno de los jugadores con muchas posibilidades de disputar el Mundial de Rusia 2018.

"No fue apartado del plantel, entrena con nosotros pero no ha sido tomando en cuenta en la parte futbolística", dijo Almeyda. "Yo lo pedí (para el primer equipo) pero no llegaron a un arreglo y creo que ese es el fin, no hay más nada que explicar. Lo voy a entrenar como a un jugador normal, otro entrenador, otros clubes lo apartarían, pero nosotros lo tendremos en el grupo porque lo respetamos como persona y le deseamos que le salga su sueño”.

De acuerdo a las reglamentos de la FIFA, en seis meses Alanís podría fichar con el club que más le convenga, pero en México existe un acuerdo no escrito entre los 18 equipos que lo obligaría a necesitar el permiso de Chivas para arreglarse con otra escuadra. En el pasado, otros jugadores que pasaron por situaciones similares optaron por emigrar al fútbol europeo.

La situación de Alanís, quien en diciembre fue relegado a entrenar con el equipo de segunda división antes de volver al primer equipo hace unos días, provocó una reacción de la Asociación Mexicana de Futbolistas, que condenó el proceder del Guadalajara.

"Cansados de que algunos directivos de clubes mexicanos continúen con prácticas que buscan ejercer presión para obligar a los futbolistas a firmar contratos, incluso con amenazas a futuro que ponen en riesgo sus carreras, queremos levantar la voz", dijo la organización en un comunicado. "Nuestra petición es simple, un trato justo y respeto como se hace en las mejores ligas del mundo".

Chivas debuta en el Clausura 2018 el próximo domingo, cuando visite al Toluca.