MÚNICH (AP) — La canciller de Alemania, Angela Merkel, pidió el sábado a Estados Unidos y otros países que apoyen y refuercen organizaciones multilaterales como la Unión Europea, la OTAN y Naciones Unidas.

Merkel hizo esas declaraciones en un discurso durante una conferencia en la que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, expresó el "inquebrantable" compromiso de Estados Unidos.

"Actuar juntos fortalece a todo el mundo", afirmó la canciller ante Pence y otros mandatarios, diplomáticos y responsables de defensa en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

La cumbre se celebraba en medio de las preocupaciones por la estrategia del gobierno de Donald Trump en asuntos internacionales y de temores de que el nuevo presidente de Estados Unidos tenga escaso interés en trabajar en foros multilaterales.

"¿Podremos continuar trabajando bien juntos, o nos retiraremos todos a nuestros papeles individuales?", preguntó Merkel. "Nos convoco, y espero que encontramos una posición común en esto, hagamos el mundo mejor juntos y así las cosas mejorarán para cada uno de nosotros".

Pence trató de abordar de inmediato las preocupaciones desatadas por las declaraciones de Trump sobre que la OTAN estaba "obsoleta".

"Les traigo esta garantía: los Estados Unidos de América apoyamos con firmeza la OTAN y seremos inquebrantables en nuestro compromiso con nuestra alianza transatlántica".

"Sus luchas son nuestras luchas. Su éxito es nuestro éxito", dijo Pence. "Y, en definitiva, caminamos juntos hacia el futuro".

Merkel admitió que hay margen de mejora en las instituciones multilaterales, señalando que en muchos puntos no son lo bastante eficientes.

"Estoy firmemente convencida de que merece la pena luchar por nuestras estructuras multilaterales internacionales comunes, pero debemos mejorarlas en muchos puntos", añadió.

Merkel reiteró que Alemania está comprometido con el objetivo oficial de la OTAN de dedicar el 2% del producto interno bruto a gastos de defensa. Alemania aporta ahora el 1,3%.

"Haremos todo lo que podamos para cumplir este compromiso", dijo. "Pero déjenme añadir, sin embargo, que creo que si bien la OTAN va mucho en interés de Europa, va también en interés de Estados Unidos; es una alianza muy fuerte y estamos unidos juntos".

Pence añadió con franqueza que Washington espera que todos los miembros cumplan el objetivo del 2%.

"La defensa de Europa requiere su compromiso tanto como el nuestro", afirmó.

A los europeos también les ha preguntado el entusiasta apoyo de Trump al Brexit, la salida británica de la Unión Europea. Pence no mencionó la UE, aunque sí dijo que Estados Unidos está en una senda de "amistad con Europa y una fuerte alianza del Atlántico Norte".

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, añadió en una comparecencia después de Merkel y Pence que en su opinión, la OTAN y la defensa de la UE son complementarias.

"Una Europa fuerte no puede significar una Europa sola, del mismo modo que no creo que 'Estados Unidos primero' signifique 'solo Estados Unidos''', afirmó.

Merkel, que se reunió con Pence tras sus comparecencias, admitió que los europeos no pueden combatir solos el extremismo islámico y "necesitamos la potencia militar de Estados Unidos".

La canciller reiteró su petición de que las autoridades religiosas musulmanas ofrezcan "palabras claras sobre los límites entre el islam pacífico y el terrorismo en nombre del islam".

Merkel prometió seguir trabajando para mejorar las relaciones con Rusia, pero también hizo hincapié en la importancia de atenerse al acuerdo de 2015 que ayudó a negociar en Minsk, Bielorrusia, para poner fin a los combates en el este de Ucrania entre fuerzas del gobierno y separatistas con apoyo ruso.

"El acuerdo de Minsk es lo único que tenemos en este momento para avanzar hacia negociaciones y la posibilidad de resolver los problemas", dijo. "Cuando no tenemos nada más, me opongo a descartar algo que aún puede traer esperanza".