WELLINGTON, Nueva Zelanda (AP) — Legisladores y funcionarios neozelandeses, recibieron instrucciones de cancelar todos los vuelos no imprescindibles a Auckland, debido a un desabastecimiento de combustible en el aeropuerto más grande del país que está alterando los planes de viaje de miles de personas.

El principal oleoducto que transporta combustible al aeropuerto de Auckland reventó la semana pasada. Desde entonces se han cancelado al menos 70 vuelos nacionales e internacionales, incluidos 29 el martes. Otros trayectos fueron retrasados o desviados.

Las aerolíneas se han visto restringidas a repostar un 30% de lo habitual en el aeropuerto. Las operadoras han logrado mantener la mayoría de sus vuelos previstos, en algunos casos repostando en otro lugar.

La propietaria del ducto, Refining New Zealand, señaló que el oleoducto recibió un impacto de una topadora u otra maquinaría y debería estar reparado el martes que viene.