LA SERENA, Chile (AP) — Un dedo de Lionel Messi vale mucho más que todo el plantel de Jamaica. Pero eso no garantiza que Argentina salga airosa de ese duelo entre el tango y el reggae por la Copa América.

Argentina saldrá a la cancha instalada en cuartos de final por la victoria 2-1 de Ecuador sobre México en otro de los grupos. El objetivo de los albicelestes es ahora terminar en la punta.

Argentina cuenta con un plantel de estrellas con sed de quebrar 22 años sin títulos oficiales, mientras Jamaica, sin jugadores de primer cartel, debuta en este torneo como equipo invitado.

No se espera una hecatombe pero sí algunos nubarrones para el elenco de Messi, quien jugaría su partido número 100 con la camiseta albiceleste. El notable delantero del Barcelona volverá a ser el faro de un equipo que necesita ganar y quizás golear para terminar a la cabeza del Grupo B y en teoría evitar a un rival de fuste en los cuartos de final.

Salvo una mayúscula sorpresa, la Pulga estará de entrada en ese duelo en Viña del Mar en un equipo al que su técnico Gerardo Martino daría descanso a varios titulares, entre ellos al goleador Sergio Agüero, afectado por un traumatismo en el hombro izquierdo.

El cañonero del Manchester City y de la Liga premier sufrió el percance tras la palomita en el triunfo 1-0 el martes con Uruguay y poco antes del final le dejó su lugar a Carlos Tevez, quien ante los caribeños volvería a reemplazarlo pero esta vez de entrada, aunque no se descarta a Gonzalo Higuaín. El "Kun" Agüero firmó otro tanto en el 2-2 con Paraguay, cuando Messi convirtió un penal.

Javier Pastore, figura ante Uruguay, será el encargado de abastecer a los delanteros y Angel di María trajinará por las bandas.

"Vamos por la Copa América. Arrancamos muy bien contra Paraguay y contra Uruguay demostramos que podemos jugar y que podemos ser un equipo que puede plantarse", dijo Di María al sitio oficial de la Copa América. "Fue un cambio haber llegado a la final (del Mundial de Brasil) y darle a la Argentina esa situación que hace años no conseguía. Ahora la gente cree en nosotros, confía en nosotros, sabe lo que podemos llegar a dar".

A Martino, expulsado ante Uruguay por lo que no podrá entrar a la cancha, lo envuelve un dilema que aún parece no haber resuelto ya que cuenta con cinco jugadores amonestados que se perderían el choque de cuartos si reciben otra amarilla.

Envueltos en ese problema están el arquero Sergio Romero, los defensores Facundo Roncaglia, Nicolás Otamendi y Marcos Rojo y el centrocampista Javier Mascherano. Ante Uruguay, Roncaglia perdió la titularidad a manos de Pablo Zabaleta.

"No considero que tengamos que hacer cambios masivos", destacó Martino antes de conocerse la clasificación de su equipo y a su llegada la noche del viernes a Viña del Mar.

Sobre Jamaica destacó que es "una selección que compitió de igual a igual" y acotó que el objetivo de Argentina es "ganar, siempre, pero si no encontramos una idea futbolística consistente, los resultados no sirven de nada".

Argentina, con un plantel de lujo para los recambios, parece lejos de sufrir un descalabro pero sí de acusar algún dolor de cabeza ante Jamaica, que paralizó el alma y heló corazones de Uruguay primero y de Paraguay después cuando apenas le ganaron 1-0.

Rodolph Austin, centrocampista y capitán de los Reggae Boyz, dijo que Jamaica está en condiciones de sorprender a unos Albicelestes que ganaron nada menos que 14 títulos de Copa América, uno menos que Uruguay.

"A Argentina también le vamos a plantear un partido duro y de igual a igual", señaló el jugador del Leeds United de la segunda división de Inglaterra en reunión de prensa. "Competiremos de la manera más profesional, como pasó con Uruguay y Paraguay cuando merecimos empatar".

Argentina y Paraguay tienen cuatro puntos, Uruguay tres y Jamaica, sin unidades, está casi con los dos pies afuera. Uruguay y Paraguay, quienes jugarán en La Serena, será el otro duelo del sábado por la última fecha del grupo.